Tips para evitar errores en tus pruebas médicas

Los errores imprevistos pueden alterar resultados y eso puede ser peligroso. Mira cómo estar seguro de que tus pruebas son precisas
Tips para evitar errores en tus pruebas médicas
Toma las medidas necesarias para evitar errores en las pruebas.
Foto: Shutterstock

El año pasado, la especialista en tiroides, la doctora Stephanie Lee, M.D., Ph.D., se desconcertó cuando los resultados de una paciente mostraron niveles altísimos de la hormona tiroidea, pero la mujer no tenía síntomas de hipertiroidismo. Después de gastar lo equivalente a unos miles de dólares en pruebas, la doctora Lee identificó el problema: la paciente estaba tomando una dosis diaria de un suplemento dietético con biotina, que puede provocar resultados anormales falsos.

“El especialista en neurología sabía que ella estaba tomando biotina, pero esta información no le fue transmitida a la especialista endocrinóloga,” dice Lee, directora del Thyroid Health Center en Boston Medical Center. La doctora Lee dio instrucciones para que la mujer suspendiera la biotina por 5 días, y luego repitiera la prueba, la que resultó normal.

Ese no es un caso aislado. La precisión de los resultados de muchas pruebas médicas puede depender de muchos factores, como por ejemplo, la hora del día, la postura durante la prueba, si has estado enfermo, los medicamentos que tomas, o si recientemente montaste bicicleta o tuviste relaciones sexuales. Además, los resultados incorrectos pueden ocasionar más que facturas médicas innecesarias. Cuando las pruebas no detectan un problema de salud, estas pueden privarte de la atención necesaria.

Cuando estas generan falsas alarmas, pueden llevarte a tomar medicamentos o incluso a someterte a procedimientos que posiblemente no necesitabas. Es posible que asumas que los médicos y enfermeros te dirán lo que deberías y no deberías hacer antes de hacerte una prueba, pero eso no siempre sucede.

La doctora Lee explica que ellos posiblemente estén demasiado apresurados para tomarse el tiempo necesario, olviden hacerte preguntas importantes, como por ejemplo, qué medicamentos o suplementos estés tomando, o incluso, como en el caso de la prueba de tiroides y la biotina, desconocen si existe alguna relación. A continuación se detalla cómo asegurarte de que obtengas los mejores resultados de varias pruebas clave:

Colesterol: ¿debes ayunar primero?

Los resultados de la prueba de colesterol pueden variar hasta en un 10%, dependiendo de lo que hayas comido o bebido recientemente, de los medicamentos que tomes y de otros problemas de salud que puedas tener. Por ejemplo, algunas investigaciones sugieren que los períodos de niveles altos de estrés pueden aumentar los niveles de colesterol. A continuación se detalla cómo hacer la prueba correctamente:

Pregunta si tienes que ayunar. Es posible que tu médico solamente quiera revisar los niveles de colesterol total y de colesterol HDL (bueno), que no se alteran al comer. Pero si tu médico también desea analizar los niveles del colesterol LDL (malo) y de triglicéridos (un tipo de ácido graso que se encuentra en la sangre), tendrás que ayunar aproximadamente 12 horas antes, lo que significa que no puedes comer ni beber nada que no sea agua, dice la doctora Nieca Goldberg, M.D., cardióloga y directora del Joan H. Tisch Center for Women’s Health en Langone Medical Center de New York University.

Repite la prueba si los resultados son anormales. Si los niveles de colesterol son excepcionalmente altos o bajos, tu médico debe repetir la prueba unas semanas después. “El estrés puede elevar el colesterol, pero otras afecciones, incluyendo el cáncer, pueden reducirlo drásticamente”, dice Goldberg. Si aún está alto, pregunta a tu médico acerca de medicamentos o cambios en el estilo de vida para reducirlo. Si está bajo, es posible que tu médico desee hacer pruebas para descartar otros problemas de salud.

Evita hacer rutinas intensas de ejercicios. Algunas investigaciones sugieren que hacer demasiado ejercicio de 12 a 24 horas antes de la prueba puede elevar erróneamente los niveles de HDL.

Infórmate sobre las pruebas en casa. Podría ser útil si en casa te haces pruebas para verificar los niveles de colesterol, sobre todo si tomas algún medicamento para reducir el colesterol. Pero no debería ser necesario que te hagas pruebas con una frecuencia mayor que cada seis meses, y si te haces las pruebas en casa, busca una prueba que descomponga el colesterol en LDL, HDL y triglicéridos.

Asegúrate de que el médico conozca todos tus medicamentos. Los medicamentos como las pastillas anticonceptivas, la terapia de reemplazo hormonal, los esteroides y los medicamentos para la presión arterial, tales como, los beta bloqueadores y los diuréticos pueden elevar los niveles de colesterol. “Generalmente, no recomendaremos a las personas que suspendan el uso de estos medicamentos ya que los necesitan, pero nos ayudará a hacer una interpretación más precisa de los resultados”, dice Goldberg.

Presión arterial: la postura es importante

blood pressure

Algunas veces, tu presión arterial podría estar elevada en el consultorio del médico, pero no cuando la controlas en casa. Eso puede ser debido a la “hipertensión de bata blanca”, un pico en la presión arterial que puede suceder si te pones nervioso en el consultorio del médico, aunque también puede indicar un riesgo de presentar presión arterial alta a largo plazo. O bien, puede ser que el médico o el enfermero no te tomaron correctamente la presión arterial, dice Goldberg. A continuación se detalla cómo hacer la prueba correctamente, ya sea que estés en casa o en el consultorio del médico:

Vuelve a revisar tus medicamentos. Algunos medicamentos, como los descongestionantes, las anfetaminas con receta médica y la prednisona esteroide, pueden elevar la presión arterial. Así que asegúrate de que tu médico tenga información sobre todos los medicamentos que tomas.

Ve al baño primero. Una vejiga llena puede elevar la presión arterial tanto como 15 puntos sistólicos (la cifra superior) y 10 puntos diastólicos (la cifra inferior).

Siéntate correctamente. Tu espalda debe estar recta y tener apoyo, y tú debes estar sentado en una silla, en vez de estar, por ejemplo, sobre la mesa de examen. Tus pies deben estar sobre el piso, sin cruzar las piernas. Tu brazo debe estar apoyado sobre una superficie plana (como una mesa) con la parte superior del brazo al nivel del corazón.

Mide dos veces. Si la lectura de la presión arterial es alta, es posible que el médico o enfermera mida otra vez tu presión arterial al final del examen, cuando generalmente estás más relajado, dice Goldberg. La lectura más baja por lo general es más precisa.

Permanece en silencio. Hablar puede elevar tu presión arterial hasta por 10 puntos, tanto en la cifra superior como en la inferior.

Revisa el brazalete. Las mediciones que se hagan sobre la ropa o con un brazalete muy pequeño pueden incrementar la presión arterial por hasta 50 puntos.

Sangre fecal oculta: evita la carne roja

Esta prueba, que busca la presencia de sangre oculta en las heces derivada de pólipos precancerosos o de cáncer colorrectal, puede ser una alternativa a la colonoscopia. Los hallazgos de una reseña de 2007 sugieren que más del 80% de los resultados positivos de las pruebas podrían realmente ser falsas alarmas.

“Es posible que haya sangre en las heces debido a hemorroides o incluso debido a una infección gastrointestinal leve, y muchos fármacos y medicamentos pueden afectar la prueba”, dice el doctor David Greenwald, M.D. director de endoscopía y gastroenterología clínica en Mount Sinai Hospital en New York City. A continuación se detalla cómo hacer la prueba correctamente:

Observa lo que comes. Dos días antes y el día de la prueba, no comas carne roja, betabel, brócoli, melón, zanahorias, coliflor, pepinos, toronja, rábano picante, champiñones, rábanos ni nabos, los cuales pueden generar falsas alarmas.

Programa los procedimientos dentales para después de la prueba. Al menos 3 días antes de la prueba, debes evitar todo lo que pueda causar que tus encías sangren una cantidad significativa, debido a que podrías tragar la sangre y esta puede aparecer en la muestra de heces.

Limita los analgésicos de venta libre (over the counter, OTC). La aspirina y los medicamentos relacionados, tal como el ibuprofeno (Advil y medicamentos genéricos) y el naproxeno (Aleve y medicamentos genéricos), pueden causar que el intestino sangre cantidades microscópicas las cuales pueden aparecer en una muestra. Trata de evitar tomarlos por 7 días antes de la prueba.

Evita tomar pastillas de vitamina C. El nutriente interfiere con la reacción química que ocurre cuando la sangre está presente, aumentando el riesgo de obtener un resultado negativo falso, así que durante aproximadamente 3 días antes de hacerte la prueba, evita tomar suplementos, e ingerir alimentos o bebidas que estén fortificados con esa vitamina, dice Greenwald.

Prueba de antígeno prostático específico (PSA): espera después de una infección

Esta prueba está diseñada para comprobar la presencia del cáncer de próstata al medir el antígeno prostático específico (PSA), una proteína que con frecuencia se eleva en los hombres que tienen cáncer de próstata. Pero es posible que solamente 25% de los hombres con elevaciones leves y moderadas tengan realmente cáncer de próstata.

En cambio, esto puede ser debido a problemas, como por ejemplo, una glándula prostática agrandada (lo cual ocurre con la edad), una infección de próstata, actividad sexual reciente, o incluso si recientemente diste un paseo largo en bicicleta, dice el doctor Scott Eggener, M.D. codirector del programa de cáncer de próstata en la Universidad de Chicago. Pero si tu nivel de PSA está elevado, es posible que el médico desee hacer una biopsia de la próstata para descartar el cáncer, lo cual puede ser doloroso y causar hemorragia e infección. A continuación se detalla cómo hacer la prueba de PSA correctamente:

Espera después de una infección del tracto urinario. Si recientemente tuviste una infección del tracto urinario (urinary tract infection, UTI) o te pusieron una sonda o catéter, posterga la prueba unos meses. Ambos pueden provocar inflamación de la próstata que puede elevar artificialmente los niveles de PSA.

Abstente de tener relaciones sexuales. Tener una eyaculación hasta 72 horas antes de hacerte la prueba podría elevar los niveles de PSA en una cantidad mínima.

Hazte el examen rectal digital después de la prueba de sangre. Como parte de un examen de cáncer de próstata, tu médico puede realizar esta prueba, la cual se usa para revisar el tamaño de la glándula prostática y verificar la presencia de bultos anormales u otros cambios. Pero si la realizas antes de hacerte la prueba de PSA, esta podría provocar que se libere el PSA en la corriente sanguínea y posiblemente daría un resultado positivo falso.

Repite la prueba si los resultados son altos. “Los niveles de PSA son conocidos por tener bastante rebote, y pueden fluctuar hasta entre un 10% a un 20%, dependiendo del análisis que se use en el laboratorio”, dice Eggener. Así que espera de 4 a 8 semanas para volver a hacerte la prueba.

6 preguntas que debes hacer antes de cualquier prueba

1. ¿Cuál es la mejor hora del día para hacer la prueba?

2. ¿Hay algún medicamento o suplemento que pueda afectar los resultados?

3. ¿La dieta o el ejercicio que hago afectarán los resultados de la prueba?

4. ¿Tengo que ayunar antes de la prueba? En caso afirmativo, ¿por cuánto tiempo?

5. ¿Está bien hacerme la prueba si estoy enfermo o si recientemente estuve enfermo?

6. ¿Qué tan precisa es la prueba? ¿Cuáles son los índices de positivos falsos y negativos falsos?

Consejos rápidos para las pruebas médicas

Cáncer de seno: En la mañana en que te hagas la mamografía, no te apliques antitranspirante, desodorante, crema, loción, perfume o talcos en las axilas o pechos. Esos productos pueden contener partículas metálicas que algunas veces se muestran en las placas y se podría confundir con problemas posibles.

Testosterona: Hazte la prueba en la mañana, entre las 7:00 a.m. y las 10:00 a.m., ya que los niveles de testosterona por lo general disminuyen a medida que avanza el día. Además, asegúrate de que el personal del laboratorio analice la testosterona total. Los niveles de testosterona libre se deben analizar solamente en hombres obesos.

Hormona tiroidea: Ten cuidado con los suplementos dietéticos. Eso incluye el suplemento con biotina de uso generalizado, que los usuarios toman frecuentemente porque creen que podría mejorar los signos de envejecimiento del cabello, las uñas y la piel. Es posible que hasta pequeñas cantidades del ingrediente altere las pruebas de la tiroides. La misma precaución aplica para los suplementos que se propongan como formas naturales para mejorar la función de la glándula tiroidea. Algunos contienen hormonas tiroideas que se han tomado de animales y que pueden afectar los resultados de las pruebas de la tiroides de maneras impredecibles.

Prueba de Papanicolaou: Evita tener relaciones sexuales dos días antes de hacerte la prueba de Papanicolaou. Además, no te hagas un lavado vaginal ni uses algún medicamento vaginal o espermicida 2 días antes de hacerte la prueba, porque estos pueden eliminar o esconder las células anormales. También vuelve a programar tu examen si estás en tu período menstrual.

Glucosa en la sangre: No comas ni bebas nada que no sea agua 8 horas antes de una prueba de glucosa en la sangre en ayunas. Incluso el café puede afectar los resultados de la prueba. Además, indícale al médico si estás tomando esteroides, como la prednisona o la niacina como vitamina, que elevan los niveles de azúcar en la sangre.

¿Quieres saber más?
Para obtener más información, visita ConsumerReports.org/testsyouneed