Devastadoras inundaciones en West Virginia causan ya 26 muertes

Los ríos del estado se desbordaron por las intensas lluvias que dejaron una estela de muerte y pérdidas en apenas unas horas
Devastadoras inundaciones en West Virginia causan ya 26 muertes
La gente camina en el lodo causado por la inundación del río Elk cerca de la Ruta Estatal 119, en Falling Rock, Virginia Occidental.
Foto: Ty Wright / Getty Images

WASHINGTON.- Las fuertes lluvias que azotaron el jueves el montañoso estado de Virginia Occidental (este de EE.UU.) se han cobrado la vida de por lo menos 26 personas, informaron hoy las autoridades del estado.

El agua ha desbordado ríos y tumbado árboles y postes de electricidad, lo que a su vez ha dejado a cientos de residentes aislados y esperando a ser rescatados por los equipos de emergencia.

El temporal, que obligó a declarar el estado de emergencia en 44 condados, fue especialmente virulento en la zona sureste de Virginia Occidental, una región situada en el corazón de la cordillera de los Apalaches, de gran tradición minera, mayoritariamente blanca y muy empobrecida.

Las fuertes lluvias se produjeron el jueves, cuando en un solo día Virginia Occidental recibió aproximadamente un cuarto del total de lluvia que recibe habitualmente en un año, aunque algunos chubascos aislados cayeron también el viernes.

“Los daños son generales y devastadores. Nuestro mayor reto siguen siendo las aguas desbordadas”, indicó el viernes en una rueda de prensa el gobernador del estado, el demócrata Earl Ray Tomblin.

Tomblin señaló hoy en Twitter que las inundaciones en el estado “son las peores en un siglo” y que más de 65 mil hogares se encuentran sin electricidad.

Uno de los fallecidos, según informaron las autoridades, es un niño de 4 años a quien se llevaron las aguas mientras estaba jugando con su hermana en los alrededores de su casa.

Además de las vidas humanas, las fuertes lluvias y las inundaciones también han causado importantes daños materiales en hogares e infraestructuras a lo largo y ancho del estado.

Los usuarios compartieron en las redes sociales, por ejemplo, imágenes del resort de golf Greenbrier, un complejo de lujo cuyos campos quedaron absolutamente anegados por las aguas.