Departamento de Justicia revisará opciones sobre DAPA y DACA plus dice procuradora Lynch

Las posibilidades de un cambio en tribunales, sin embargo, son pocas mientras no haya otro juez en la Corte Suprema

Guía de Regalos

Departamento de Justicia revisará opciones sobre DAPA y DACA plus dice procuradora Lynch
La procuradora general, Loretta Lynch, había adelantado hace poco que el Departamento de Justicia estudiaría la posibilidad de solicitar una nueva audiencia, y hoy la presentó ante el Tribunal Supremo
Foto: Allison Shelley / Getty Images

La procuradora general de la nación Loretta Lynch dijo este martes que el Departamento de Justicia de Estados Unidos revisará las opciones legales para ver qué más se puede hacer en el caso de los programas DAPA y DACA plus, que acogerían a millones de inmigrantes.

“Revisaremos el caso para ver si se puede hacer algo más en corte”, dijo Lynch en una entrevista con Reuters.

La procuradora no especificó qué acciones estarían en el abanico de posibilidades del ejecutivo para activar estos programas, luego que la Corte Suprema de la nación no pudo ofrecer un dictamen la semana pasada, al quedar en un empate técnico 4-4 a falta de un noveno juez, por la vacante que existe en el tribunal.

Lee también: La decisión de la Corte Suprema no termina con el caso DACA y DAPA

No obstante, expertos legales que favorecen las acciones del presidente no creen que haya demasiadas esperanzas de lograrlo en lo que queda del gobierno del Presidente Obama.

COBERTURA ESPECIAL SOBRE INMIGRACIÓN 

El presidente de MALDEF, Tom Saenz, quien representó a tres madres texanas interventoras en el caso, dijo que el Departamento de Justicia probablemente aún no había decidido qué hacer.

“Tienen tres semanas para decidir si quieren pedir una nueva audiencia ante la Corte Suprema (rehearing)”, dijo Saenz. “Está claro que no lo han decidido, al menos a nosotros no nos han informado”.

Saenz no está muy seguro de que valga la pena pedir el famoso “rehearing”, que podría solicitarse para cuando haya un noveno juez, ya que entretanto el caso se quedaría varado en la Corte Suprema y no regresaría al juez federal Hanen en Texas, para seguir adelante con un juicio.

Activistas se manifiestan frente al Tribunal Supremo a favor de los alivios migratorios anunciados por el presidente Barack Obama en noviembre de 2014.
Activistas se manifiestan frente al Tribunal Supremo a favor de los alivios migratorios anunciados por el presidente Barack Obama en noviembre de 2014.  Foto: María Peña

 

Para el decano de leyes de la Universidad de California en David Kevin Johnson, las posibilidades de una nueva audiencia son “minúsculas”.

“Pero hay tiempo de seguir litigando el caso en la corte federal mientras pasa el tiempo y tenemos una nueva Corte Suprema”, dijo Johnson.

Esto significaría una nueva oportunidad para el caso luego de un juicio que podría tomar meses y revisión en tribunales de apelaciones, quizá hasta un año.

La confirmación de un nuevo juez de la Corte Suprema, que rompiera el empate, dependerá en gran medida de quien gana las elecciones de noviembre y si hay una mayoría nueva en el senado federal.

El juez Merrick Garland, nominado del Presidente Obama que los republicanos se han negado a considerar, obtendría una audiencia en un Senado demócrata.

Otros abogados consideran que hay otras posibilidades de implementar los programas, si el gobierno decidiera acudir a las cortes de otra zona del país y lograr la implementación parcial, aunque la prohibición del Juez Hanen de Texas tiene fuerza nacional.

El tema es complicado, porque el presidente Obama emitió las órdenes ejecutivas faltando apenas un año para terminar su mandato y comenzando una reñida campaña electoral, a pesar de la presión que tuvo por años para que lo hiciera antes.