Juez es criticado por sentencia más severa para un latino que para un blanco de Stanford

La diferencia en sentencias a dos crímenes similares ha causado que muchos cuestionen el criterio del juez y presuman que las diferencias sociales y económicas han influenciado los dos resultados.
Juez es criticado por sentencia más severa para un latino que para un blanco de Stanford
El juez Aaron Persky manejó dos casos similares recientes en California relacionados con el asalto sexual.
Foto: Captura de pantalla / YouTube

Continúan las criticas hacia Aaron Persky, el juez encargado del polémico caso en el que Brock Turner, un exestudiante blanco de la Universidad de Stanford, recibió una sentencia de seis meses por abusar sexualmente de una mujer inconsciente.

El caso que ha fortalecido los reclamos en contra de Persky es el de Raul Ramirez, un inmigrante Salvadoreño de 32 años, quien admitió a asaltar sexualmente a su compañera de cuarto.

Ramirez fue arrestado en su casa, en el condado de Santa Clara, después que su compañera de cuarto llamó a la policía para reportarlo.

Según los reportes, Ramirez le entregó una carta de amor a la víctima y después entró a su cuarto y la tocó en sus partes privadas por cinco a 10 minutos hasta que ella empezó a llorar.

La decisión de Persky en contra de Ramirez fue sentenciarlo a tres años en una prisión estatal por un crimen que, según documentos obtenidos por The Guardian, es bastante parecido al del joven de 21 años de Stanford.

De acuerdo a reportes policíacos, Ramirez aceptó su culpa y se disculpó por sus acciones, algo que Turner no hizo.

En su defensa, Turner justificó su crimen culpando a la “cultura de fiesta” universitaria, según los reportes del caso. Aparte, él también insistió que la mujer había consentido lo cual contradijo los testimonios de testigos quienes confirmaron que la víctima estaba inconsciente mientras el la violaba.

Turner logró obtener menos tiempo que Ramirez, ya que el juez consideró su caso como “inusual” y dijo que el encarcelamiento iba a tener un “impacto severo” en el futuro de Turner.

Turner no fue condenado por violación a causa de que su presunto crimen no incluyó “un acto de relaciones sexuales” de manera que encajara con la definición de violación en el código penal del estado.

Este tecnicismo y la consideración expresada por Persky hacia Turner enfureció a muchos quienes insisten en que el juez sea removido de su cargo y que las leyes de violación en California sean modificadas.

LEE TAMBIÉN: Propuesta busca redefinir el significado legal del término ‘violación’ en California

Michele Landis Dauber, una profesora de la Universidad de Stanford, encabeza una campaña para remover al juez de su posición y dijo que el veredicto en el caso de Ramirez ofrece las suficientes pruebas que confirman el prejuicio del juez.

El caso de Ramirez “demuestra que Turner recibió una consideración que no está disponible para otros acusados que no son privilegiados“, dijo Duaber a The Guardian. 

De acuerdo a Alexander Cross,  el abogado defensor quien brevemente representó a Ramirez antes de que su familia contratara a otro abogado, dijo que en realidad las diferencias  son cuestiones causadas por los estilos de vida de los acusados.

Cross dijo a The Guardian que cuando los acusados disfrutan de privilegios monetarios, ellos tendrán mejores resultados, ya que pueden articular mejor la manera en que una sentencia severa perjudicaría su futuro prometedor, como lo hizo Turner.

Un estudio realizado por La Unión Americana dLibertades Civiles apoya las declaraciones que la gente afro-americana y latina tienen más probabilidades de ser encarcelados y recibir sentencias más largas, por el sistema estatal y federal, en comparación a los acusados con ofensas similares de la raza blanca.

Personas en defensa a las decisiones del juez, como Gary Goodman, un abogado supervisor en la Oficina de Defensa Pública del Condado de Santa Clara dijo a The Guardian que las diferencias entre los dos veredictos son basadas en las dos diferentes maneras que la ley de California trata a un asalto sexual.

De acuerdo a Goodman, la ley es más severa en contra de una persona quien asalta a alguien consciente versus a alguien quien ataca a alguien inconsciente.

Un análisis hecho por La Prensa Asociada no encontró ningún prejuicio racial en 20 casos criminales en los cuales Persky a participado.