Angulo respaldó sus palabras de ‘callar la boca’ a Riquelme con su golazo contra Boca Juniors

El Independiente del Valle irá a Buenos Aires con ventaja tras ganar 2-1 en la ida de semifinales de Copa Libertadores
Angulo respaldó sus palabras de ‘callar la boca’ a Riquelme con su golazo contra Boca Juniors
El jugador del Independiente del Valle de Ecuador, Brian Cabezas celebra el primer gol contra Boca Juniors el jueves en la ida de las semifinales en Quito.
Foto: EFE

José Angulo recibió la pelota en la puerta del área, la controló y quedó de cara a Orion. A los 75 minutos del partido de ida de la semifinal de la Copa Libertadores la noche del jueves, el delantero ecuatoriano hizo el 2-1 que firmó la remontada del sorprendente Independiente del Valle de Ecuador.

“El Tin” pudo mostrar que sus palabras en la previa no eran solo un cruce dialéctico. “Yo ni siquiera he escuchado lo que ha dicho Riquelme. Solo he visto algunas cosas, pero no he leído. No nos importa. Vamos a hacer nuestro trabajo y les vamos a callar la boca para que no anden hablando esas cosas tan feas sobre Independiente”, había comentado Angulo el martes.

¿El motivo de esa respuesta? Le consultaron qué pensaba acerca de la definición de Juan Román Riquelme sobre “la Copa Libertadores más fácil” que tienen los xeneizes en los últimos tiempos.

Tras un paso por el club Norte América de Guayaquil, en 2011 llegó a Independiente del Valle, pero recién el año pasado pudo hacerse un nombre en el club. Con futuro en el fútbol mexicano, en la noche de Quito dio muestra de su calidad y dio el primer paso para completar su amenaza. “En Buenos Aires tenemos que hacer un buen partido”, avisa.

El centrocampista Pablo Pérez puso adelante al Boca temprano en el primer tiempo pero en apenas 14 minutos del segundo el Independiente remontó con goles de Bryan Cabezas y Angulo.

Boca pagó la osadía de jugar mano a mano al sorprendente Independiente del Valle en los 2,850 metros sobre el nivel del mar de Quito pues, si bien le sirvió para irse en ventaja a los 13 minutos con un tanto de Pérez, en el segundo tiempo se quedó sin oxígeno ni reacción en el Estadio Atahualpa.

Gran voltereta

La fuerte presión desatada por los pupilos del entrenador uruguayo Pablo Repetto produjo dividendos a los 62 minutos con el empate del delantero ecuatoriano Cabezas, a la postre, la figura del encuentro, y uno de los goleadores del torneo con seis.

Carlos Tevez dijo sobre la derrota, “Nos dormimos en el segundo tiempo y pagamos. Los dos errores nuestros fueron los dos goles”.

El estelar de Boca se mostró algo molesto por la forma en la que el equipo sufrió su primera derrota en la Copa, aunque se mostró confiado en la recuperación dentro de una semana en La Bombonera: “Hay que darlo vuelta en Buenos Aires”, explicó.

Orion prefirió observar el lado positivo: “Convertimos, que es bueno. Nosotros en Buenos Aires estamos bien con nuestra gente, lo vamos a sacar adelante. Fue un partido parejo, con muchas zozobras. Nosotros tratando de presionar en tres cuartos de cancha y ellos mejoraron en el segundo tiempo. Hicimos un partido correcto, pero se perdió y tendremos que analizar porqué”.

¿Cruzó o no la raya?

La gran polémica de la noche del jueves fue cuando en un centro de Pablo Pérez que se cerró demasiado y que fue directo al arco de Librado Azcona, el arquero ecuatoriano tomó la pelota con tranquilidad, pero aterrizó dentro de su arco. El árbitro inmediatamente terminó el partido y no convalidó el gol. En ese momento, Boca ganaba 1-0.

En el regreso de los equipos tras el entretiempo, Azcona se acercó a uno de los camarógrafos, para preguntarle por la jugada, y se retiró sonriendo. Tras el partido, el arquero comentó: “Mi cuerpo está dentro del arco pero la pelota no pasó toda. Le pregunté al árbitro asistente y me dijo lo mismo, que la pelota no había entrado completamente”.

Las repeticiones de televisión no terminan por aclarar si la pelota cruzó o no la raya de gol.