Niña graba a su padre para probar abuso sexual del que era víctima

La cinta de seis horas de duración es ahora la prueba que evalúan las autoridades en contra del hombre
Niña graba a su padre para probar abuso sexual del que era víctima
Muchos menores sufren los abusos en silencio. (Archivo/foto ilustrativa)
Foto: Shutterstock

No le creyeron y ella consiguió la prueba contundente.

Una menor de 9 años grabó una conversación que mantuvo con su padre para probar las agresiones sexuales de las que era víctima por parte del hombre.

De acuerdo con el diario El País, la niña, residente en Madrid, España, inició las denuncias hace dos años, pero sus reclamos fueron archivados este pasado enero porque solo había sospecha y no pruebas concluyentes de abuso sexual.

El caso inició luego de que la niña -hija única de la pareja que está divorciada- visitara el pediatra porque sentía escozor al orinar. Cuando el médico le preguntó en qué momento comenzó el malestar, la menor dijo: “Desde que papá me clavó la uña”. Agregó que el hombre le hacía cosquillas en la zona genital y que eso no le gustaba.

Posteriormente, en agosto de 2014, la niña volvió al doctor por una infección vaginal tras estar 10 días con su padre. Fue en esa cita que el especialista indicó que sospechaba de abuso sexual.

Sin embargo, lo anterior no fue suficiente para que prosperaran los señalamientos.

Hasta que la menor planeó su estrategia.

El pasado 7 de junio, tomó una grabadora de su madre y, al terminar la escuela, fue al baño y  la escondió en su calcetín. El aparato grabó las conversaciones de la niña con su padre cuando lo confronta sobre los abusos.

“¿Pero cuándo te he tocado yo?”, cuestiona el padre. “Muchas veces”,  contesta la niña. “Pero cariño, eso es para jugar”, replica el adulto. “Es que no tienes que hacerme eso nunca, mi cuerpo es mío”, manifiesta. “Tu cuerpo es tuyo, efectivamente (…), cuando tú decías que no te tocara, yo paraba”, continúa el hombre, y agrega: “Yo lo único que te estaba haciendo era cosquillas y estaba jugando contigo”.

La grabación, además, contiene la conversación con el abuelo quien trata de mediar en la situación.

“Eso hay que asearlo muy bien y darle pomada”, dice. “No, no, no, si yo sé por lo que la niña lo dice, si yo sé a lo que ella se refiere”, interviene su hijo.

“Yo también te lo he lavado, entonces sería igual”, plantea el abuelo. “No, si ella no se refiere a eso, si yo sé a lo que se refiere”, sigue el presunto abusador. “¡Bueno, pues ya está!”, grita la jovencita. “¡Bueno, pues apechuga, pues apechuga!”, reacciona el padre.

La cinta de seis horas de duración es ahora la prueba que evalúan las autoridades en contra del hombre.