Aumenta la tensión por la muerte de una mujer afroamericana a manos del LAPD

Comisión de Policía determina que controversial tiroteo donde falleció Redel Jones fue acorde al reglamento para el uso de fuerza

Aumenta la tensión por la muerte de una mujer afroamericana a manos del LAPD
Decenas de manifestantes se aglomeraron afuera del cuartel del LAPD para protestar por un controversial tiroteo ocurrido en Sur LA.
Foto: Twitter/@DelaraShakib

Un numeroso grupo de manifestantes protestaron fuertemente hoy la decisión de la Comisión de Policía de no disciplinar a los agentes involucrados en un controversial tiroteo policial que terminó con la vida de una mujer en el Sur de Los Ángeles, pese a que el panel civil encontró fallas en las tácticas utilizadas por los uniformados.

La muerte de Redel Jones, una mujer afroamericana de 30 años de edad, a manos de agentes de la Policía de Los Ángeles (LAPD) estuvo dentro de las normas establecidas para el uso de fuerza, dictaminó la comisión, provocando de inmediato el rechazo de decenas de personas de la organización Black Lives Matter’ que se conglomeraron adentro y fuera del recinto policial.

Jones murió en un altercado ocurrido en agosto de 2015 en la zona del distrito conocido como Crenshaw en el sur de la ciudad, un incidente que fue fuertemente criticado por activistas y por los miembros de Black Lives Matter.

El nombre de Jones llegó a ser usado como tema de conversación en Twitter y fue usado como grito de manifestación en varias protestas en contra del LAPD.

//platform.twitter.com/widgets.js

La tensión entre los manifestantes y las autoridades de Los Ángeles se suma a una ola de protestas a nivel nacional tras los controversiales tiroteos policiales que terminaron con la vida de Alton Sterling en Baton Rouge, Lousiana y de Philando Castille en Minnesota.

Estos últimos incidentes fueron el detonante del tiroteo en Dallas que acabó con la vida de cinco agentes policiales tras una manifestación pacífica.

Muchos de los manifestantes corearon ayer “¡Qué vergüenza!” a los miembros del panel civil que vigila el accionar del LAPD, mientras estos daban por clausurada la reunión formal y abandonaban el lugar.

Afuera del edificio, que alberga a la comisión y al cuartel general del LAPD, los manifestantes corearon “¡Despide a Charlie Beck! y ¡Quiten a Matt Johnson!”, en referencia al jefe policial y al presidente de la comisión.

//platform.twitter.com/widgets.js

El cuerpo colegiado dictaminó tras una hora de reunión a puerta cerrada que el accionar del agente Brett Ramírez el pasado 12 de agosto fue de acuerdo al reglamento de uso de fuerza del LAPD.

En esa fecha, la mujer afroamericana recibió varios balazos en un callejón sobre la cuadra 4100 de la Avenida Marlton, durante un altercado que se produjo después que los agentes respondieran a un llamado reportando un robo en una farmacia.

El parte policial relató que la descripción de la occisa coincidía con la de la sospechosa del robo y que cuando fue confrontada, la mujer presuntamente se abalanzó contra los agentes con un cuchillo, por lo que tuvieron que responder con uso de fuerza letal.

Sin embargo, una mujer que asegura fue testigo del incidente, dijo al diario Los Angeles Times que Jones intentaba huir de los agentes cuando le dispararon y que nunca se dirigió contra ellos.

Durante la reunión de ayer, varios manifestantes latinos llegaron a mostrar su apoyo al movimiento de ‘Black Lives Matter’ tras los sucesos ocurridos a nivel nacional.

Angélica Sánchez, dijo a La Opinión que su presencia era para exigirle a los comisionados que aceptaran que ellos son parte del problema al no disciplinar a los malos efectivos del LAPD.

“Todas las vidas importan, pero el hecho de que las personas de raza negra estén siendo perjudicadas más que otras, indica que para ellos las vidas de afroamericanos no importan”, esbozó.