El DACA original sigue vigente y muchos pueden solicitarlo

Expertos y activistas pro inmigrantes urgen a indocumentados elegibles a seguir postulando al programa DACA iniciado en 2012

Panelistas en la conferencia convocada por la organización New America Media donde se discutieron los programas DACA, DAPA y DACA+.
Panelistas en la conferencia convocada por la organización New America Media donde se discutieron los programas DACA, DAPA y DACA+.
Foto: Fernando Torres / La Opinión de la Bahía

El reciente voto 4-4 del Tribunal Supremo que congeló la puesta en marcha de la ampliación de los alivios migratorios DAPA y DACA+ ha dejado dudas sobre la vigencia del programa DACA, firmado en 2012, el cual no fue afectado.

Para clarificar esta y otras dudas, la organización New America Media (NAM, por sus siglas en ingles) realizó este pasado 7 de julio una conferencia en San Francisco con expertos y activistas para charlar sobre la situación actual de los programas de acción migratoria, promulgados por el presidente Barack Obama, después del fallo de la Corte Suprema que mantuvo el bloqueo de la Corte del Quinto Circuito de Apelaciones sobre DAPA y DACA+.

El DACA original (para indocumentados llegados al país en la infancia) no fue afectado por el fallo de la Corte Suprema: “El programa continúa disponible… No ha sido tocado, no ha sido afectado por la indecisión de la Corte Suprema. Entonces la pregunta es ¿me salgo de las sombras para postular a este programa?”, exclamó la moderadora del evento, Odette Keeley. Del 1.7 millón de personas elegibles para DACA, sólo la mitad ha postulado a la fecha, dijo.

La mexicana indocumentada Ana Morales formó parte del panel y dio su testimonio sobre su experiencia con el programa DACA. “Crecí sabiendo siempre mi estatus. Crecí sabiendo que no tenía los nueve dígitos [el número del Seguro Social] que hubiesen hecho una gran diferencia. Cuando entré a la escuela secundaria me di cuenta de que me estaba afectando mucho porque cuando traté de tomar algunos cursos universitarios me dijeron que no podía porque no tenía el número de seguro social”,  dijo Morales al recordar los pasos que la llevaron a tomar la decisión de solicitar el DACA.

Ella dijo que en el pasado creyó que DACA “era un programa exclusivo, sólo para buenos estudiantes y sentí que yo no estaba en esa categoría. Nunca estuve entusiasmada”, dijo.

Hoy ha comprendido que ese no era el caso, y han pasado cuatros años desde que Morales  solicitó y se le concedió el DACA. “DACA me ha ayudado a transicionar de trabajos ocasionales a un empleo en una organización sin fines de lucro. El DACA de 2012 todavía está en efecto y es muy importante que la gente postule”, aseguró Morales, quien emigró de México con su familia cuando tenía 8 años de edad.

La lucha sigue

Los panelistas concordaron en que a pesar del impasse producido por el empate de cuatro a cuatro de los magistrados, los programas DAPA (para indocumentados padres de residentes y ciudadanos) y DACA+ (que amplía la cantidad de jóvenes beneficiarios) no han sido anulados como posibilidad futura.

Keeley añadió que el tema es crítico porque “el clima es de una creciente retórica política antiinmigrante que ha resultado en mucho miedo, incertidumbre y confusión entre nuestras familias y comunidades de inmigrantes. Es importante mirar hacia adelante”, dijo.

Amanda Alvarado, abogada del Centro Legal La Raza, dijo que la acción de Obama al proponer DAPA y DACA+ es constitucional y “no tenemos que perder las esperanzas. Continuaremos la lucha y es posible que sea una lucha larga… hasta que tengamos un nuevo Presidente que pueda nominar al noveno juez [de la Corte Suprema]. Así el empate se haría imposible, algo que podría tomar dos años. Sabemos que tenemos la ley a nuestro lado y el presidente Obama tenía autoridad plena para promulgar su acción ejecutiva en favor de DAPA y DACA+”.

Sin embargo, la situación política nacional no refleja necesariamente la situación en California y en el Área de la Bahía, en donde el apoyo a los inmigrantes sería mayoritario. La Oficina de Participación Cívica y Asuntos de Inmigración del Condado de San Francisco, por ejemplo, está financiando un 50% de los $465 dólares que cuesta la solicitud y la renovación de DACA para aquellos que califiquen. El resto podría ser cubierto por un préstamo a bajo interés a través de organizaciones sin fines de lucro como Lending Circles o Servicios Legales para Niños, el cual tiene también un programa para financiar completamente el costo.

Según datos del Servicios de Inmigración y Ciudadanía de  Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en ingles), la agencia encargada de implementar DACA, al finalizar marzo de este año 819,512 personas habían sido aceptadas a DACA, lo que significa que solo un 48% de los elegibles lo han hecho. “Pero también quiere decir que más de la mitad de los que califican todavía no han ingresado su postulación”, dijo Sally Kinoshita, directora adjunta del Centro de Recursos Legales para Inmigrantes.

Un problema de todas las etnicidades

A nivel nacional, según el Instituto para Políticas de Migración, el 66% de las personas elegibles al DACA original vigente son de México, 5% de Guatemala, 3% de El Salvador y Corea y el 2% de Honduras. Los mexicanos son los que más han postulado (90%). El problema radica “en la comunidad asiática e isleños del Océano Pacífico donde se ve una disparidad entre los que son elegibles y los que han postulado. Solo el 21% de la India, el 24% de  Filipinas, y el 17% de Corea del Sur han ingresado su postulación… La importancia de los medios de comunicación étnicos es fundamental para llegar con la información a su hogares y lugares de trabajo”, dijo Kinoshita.

“Se ve, a nivel nacional, que se están terminando las oportunidades para el alivio migratorio… el clima político sobre inmigración está siendo nocivo [por lo que] se entiende por qué los miembros de nuestra comunidad tienen miedo de darse a conocer. Todavía existe mucha confusión y mucho miedo”, aseveró Annete Wong de la organización Chinos por la Acción Afirmativa. “Gente nos deja recados telefónicos pero tiene miedo de dejarnos sus nombres. Otros solicitan citas pero para después de las horas de oficina porque no quieren que otras personas en la oficina vean sus caras”.

A pesar de que muchas personas piensan que no pueden solicitar DACA porque no se sienten parte del movimiento de los DREAMers, la conclusión de los expertos fue clara y directa: averigüe, pregunte, vaya y postule.

Los beneficios de DACA

Dos años renovables de protección contra la deportación.
Postular para obtener un número de Seguro Social.
Posibilidad de conseguir un permiso de trabajo y un plan de salud.

Los beneficios de DACA en California

Se puede acceder al Medical y a una licencia de conducir.
Conseguir una tarjeta de crédito, cuenta de banco y préstamos financieros.
Beneficios impositivos.
Ayuda para pagos de matrículas estudiantiles.