Se requiere más vivienda asequible para familias pobres

Tenemos un problema en nuestras manos con la cuestión de la oferta y la demanda, y necesitamos construir viviendas -tanto asequibles y de tasa de mercado- para aliviar esa demanda, escribe el concejal angelino del distrito 9, Curren D. Price, Jr.
Se requiere más vivienda asequible para familias pobres
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

Imagine vivir en una unidad de vivienda asequible de renta controlada que usted y su familia han llamado su hogar durante años. Un día, usted llega a casa para encontrar un aviso de que su alquiler pronto se duplicará porque una protección que salvaguarda las familias de bajos ingresos ha desaparecido. Lamentablemente, este escenario no es ficción sino una realidad creciente para miles de angelinos de clase trabajadora que dependen de la vivienda asequible.

Todo el mundo sabe que Los Ángeles tiene una grave escasez de vivienda y que el costo de vida ha superado drásticamente el crecimiento de salarios. Es por eso que he luchado duro para aumentar el salario digno para los trabajadores del hotel en 2014 y en 2015 fui autor de la legislación para elevar el salario mínimo en toda la ciudad a $15 en 2020. Sin embargo, el aumento del salario mínimo a solas no contempla los exorbitantes costos de la vivienda que consumen a los trabajadores de bajos ingresos.

El hecho es que no podemos seguir el ritmo de la demanda para construir suficientes viviendas en la región. Tenemos un problema en nuestras manos con la cuestión de la oferta y la demanda, y necesitamos construir viviendas -tanto asequibles y de tasa de mercado- para aliviar esa demanda.

Porque represento a una de las zonas más desfavorecidas de la ciudad, la vivienda asequible es una prioridad clave para mí. Hemos identificado 10 lugares a lo largo de mi Distrito del Concejo que tienen potencial para proporcionar más de 500 unidades de vivienda asequible en el transcurso de los próximos años. Mientras tanto, un alivio inmediato está en camino. Trabajando en conjunto con los desarrolladores y el Departamento de Vivienda, estamos en camino para proporcionar viviendas asequibles a 160 familias de bajos ingresos tan solo en este año.

Sin embargo, no es tan simple como la promesa de construir viviendas más asequibles. Cuando en el centro de la ciudad y Hollywood se construyen decenas de miles de nuevas unidades, miles de familias que dependen protecciones de control de renta en sus hogares actuales, se arriesgan al desplazamiento porque muchas de estas unidades podrían convertirse en unidades de alquiler a precio del mercado.

Tal es el caso en mi distrito, que tiene 7,174 unidades de alquiler con restricción de renta, una de las mayores concentraciones de unidades de alquiler de vivienda asequible en toda la ciudad. También es importante tener en cuenta que, tan solo en el Distrito 9, en el año 2020, cerca de 900 convenios de vivienda asequible van a vencerse. Tenemos que encontrar una manera de salvar a estas familias o cientos de nuestros vecinos podrían perder sus hogares y terminar viviendo en las calles.

En el Nuevo Distrito 9 somos receptivos a soluciones innovadoras para luchar contra los desafíos de vivienda asequible. Como líderes de la ciudad, es nuestra responsabilidad considerar todas las opciones, incluyendo una mano de ayuda de un desarrollador que quiere hacer bien las cosas y hacer el bien. Tal es el caso del desarrollo de The Reef.

The Reef propone reurbanizar dos estacionamientos a lo largo de Washington Boulevard y la Avenida Broadway en un lugar donde los residentes puedan vivir, trabajar y jugar. Además, proporcionará más de 1.400 unidades residenciales, un hotel de 208 habitaciones, una tienda de comestibles de servicio completo, restaurantes y ventas al por menor, y miles de portabicicletas, duchas y armarios justo al lado de la Línea Azul de Metro. Es el primer proyecto de su clase al sur de la autopista 10.

Como funcionarios elegidos, debemos pensar de manera original y creativa sobre las formas de administrar recursos y servicios vitales a las poblaciones marginadas. Esto resuena especialmente cierto en mi distrito, que sigue padeciendo los mayores niveles de pobreza y desempleo que cualquier otra área del Consejo.

The Reef ofrece una oportunidad única para ayudar a nuestra comunidad. Cuando me encontré por primera vez con los desarrolladores de The Reef, les dije que tenían que cumplir con diversos grupos de comunidades sin fines de lucro, iglesias y grupos de padres—por nombrar unos pocos—para identificar correctamente las áreas de necesidad en las que podrían tener el mayor y más positivo efecto.

En primer lugar, el proyecto creará más de 3.300 puestos de trabajo bien remunerados, con un acuerdo de contratación local del 30 por ciento. También he exigido que el desarrollador proporcione una importante formación y colocación de trabajadores de nuestra comunidad local para que nuestras familias, amigos y vecinos puedan estar listos para llenar estas nuevas posiciones.

Como parte de un paquete de beneficios de amplio alcance para la comunidad, que incluye capacitación laboral, programas para después de la escuela y deportes juveniles, The Reef también ha comprometido millones de dólares para ampliar los convenios de vivienda asequible que pronto caducarán en el Noveno Distrito. Ese dinero también podría ayudar a financiar la construcción de viviendas asequibles de reserva a futuro y que la ciudad necesita desesperadamente.

Tengo la esperanza que The Reef marque la pauta para futuros desarrollos en el sur de Los Ángeles. Esta comunidad tiene mi promesa de que no apoyaré un paquete de beneficios inadecuado para la comunidad que no mitigue el impacto que el proyecto tendrá y eleve el nivel de vida de la comunidad circundante.

Todos hemos visto las numerosas grúas que salpican el horizonte de Los Ángeles y sabemos que el desarrollo está sucediendo a un ritmo casi récord. Pero no podemos simplemente construir a nuestra manera para salir de esta crisis. Si bien hay que seguir fomentando el desarrollo de nuevas unidades de vivienda, también debemos hacer una prioridad de conservar las unidades asequibles existentes.

Como comunidad y como una ciudad, necesitamos nuevas ideas y soluciones creativas que ayudarán a asegurar que a medida que se realizan las inversiones, o al tiempo que se producen nuevos desarrollos, las comunidades del Sur LA crezcan juntas en vez de separadas.


Curren D. Price, Jr., es el concejal del ayuntamiento de Los Ángeles, del noveno distrito, y presidente del Comité para el Desarrollo Económico de la ciudad

?>