Yankees en terreno olvidado: podrían acabar con récord perdedor por primera vez en 24 años

El equipo de El Bronx inició una serie crucial contra Baltimore que podría marcar la pauta sobre 'comprar' o 'vender' jugadores este verano
Yankees en terreno olvidado: podrían acabar con récord perdedor por primera vez en 24 años
Joe Girardi, aquí pidiéndole la pelota a C.C. Sabathia tras otra mala salida del lanzador, enfrenta una segunda mitad de temporada de mucha presión.
Foto: Getty Images

Esta época del año suele ser una en la que los Yankees se preparan para adquirir refuerzos de lujo que los impulsen a los playoffs. Esta vez, las cosas parecen ser diferentes en Nueva York.

Con marca de 45 triunfos y 46 derrotas previo a su partido del lunes, el equipo de El Bronx tiene marca por debajo de .500 en plena segunda mitad de la temporada, no obstante la victoria del domingo en la noche (3-1) para salvar el tercer juego de la serie contra Boston.

Los Yankees amanecieron el lunes a 8.5 juegos del líder de la División Este de la Liga Americana, Orioles de Baltimore, justamente su rival actual.

En la carrera por tratar de llegar a la postemporada como uno de los comodines, los Yankees se encontraban a 5.5 juegos de los Medias Rojas y Azulejos de Toronto. En esa película del “wild card”, el cuadro de Nueva York está por debajo de siete equipos el Joven Circuito.

La serie que los Yankees arrancaban el lunes contra los Orioles era definitiva y podía marcar los planes de la directiva para lo que resta de la temporada. Si el equipo neoyorquino logra llevarse la serie, implicaría acercarse a por lo menos seis juegos de Baltimore. Perder la serie, en cambio, sería un golpe que prácticamente llevaría a los Yankees a visitar la lona.

Bajo esa perspectiva, el gerente general Brian Cashman posiblemente no estaría dispuesto a adquirir refuerzos, y por el contrario, haría los movimientos necesarios para dejar ir a algunos jugadores antes de que el primer día de agosto se cierre el periodo de transacciones.

Los Yankees enfrentan la posibilidad de tener una temporada perdedora por primera vez desde 1992, y eso suena de escándalo.

¿Qué pasa con los Yankees?

Fallan los abridores

La rotación de abridores, compuesta por Masahiro Tanaka, Michael Pineda, Iván Nova, C.C. Sabathia y Nathan Eovaldi, no ha hecho el trabajo para los Yankees. Los lanzadores que han iniciado partidos tienen en conjunto una marca de 26-36 en ganados y perdidos, y un promedio de carreras limpias admitidas de 4.80 para ocupar el lugar 23 dentro de los 30 equipos de Grandes Ligas en ese rubro. Fuera de una cierta consistencia por parte de Tanaka, el resto de la rotación ha sido un dolor de cabeza para el manager Joe Girardi.

Ofensiva intermitente

Los bates de los Yankees han estado apagados en la mayoría de los juegos. El equipo ocupa el lugar 19 de las Grandes Ligas en porcentaje de bateo con .250  El único que se salva de críticas es Carlos Beltrán, quien está teniendo una gran temporada con .297, 19 cuadrangulares y 58 carreras producidas. El  esfuerzo del veterano puertorriqueño no ha contado con el respaldo  de Mark Teixeira y Alex Rodríguez, quienes han tenido una campaña desilusionante. Teixeira batea solamente para .186, con siete cuadrangulares y 20 producidas. “A-Rod” tiene .214, 8 jonrones y 28 anotaciones fabricadas y se la ha pasado en la banca.

Relevistas sacan la cara

El cuerpo de bomberos provenientes del bullpen ha sido lo mejor de esta temporada para los Yankees. Dellin Betances, Andrew Miller y Aroldis Chapman han cumplido con las expectativas que de ellos se tenían. El problema ha estado en el relevo largo, donde no se ha consolidado ninguno de los lanzadores a los que se les ha dado la oportunidad. Pero el bullpen de los Yankees, en conjunto, es el mejor de las Grandes Ligas en cuanto a ponches se refiere con 330.

Una luz de esperanza

Los Yankees tuvieron un horrendo arranque de temporada en el que ganaron ocho partidos a cambio de 16 derrotas. Después de tan mal inicio, el equipo ha imprimido un ritmo decente, que de mantenerlo, los llevaría a terminar la campaña con 86 victorias y de repente encontrarse con una posibilidad de playoffs como equipo comodín, pero jnecesitarían ayuda, o sea, que otros equipos jueguen mala pelota en los meses finales.

Así lo dijo

“Quiero esperar los resultados que tengamos en las próximas dos semanas para evaluar cuáles son los pasos que debemos seguir. No es tiempo todavía de decir si esta temporada ha sido desilusionante o no”, Brian Cashman, gerente general de Yankees.

La racha está en el aire

Temporada     G-P

1992              76-86

1993                   88-74

1994                   70-43

1995                   79-65

1996                   92-70

1997                    96-66

1998                    114-48

1999                    98-64

2000                   87-74

2001                    95-65

2002                    103-58

2003                    101-61

2004                    101-61

2005                    95-67

2006                    97-65

2007                    94-68

2008                    89-73

2009                    103-59

2010                      95-67

2011                      97-65

2012                      95-67

2013                      85-77

2014                      84-78

2015                      87-75

2016                 45-46