No necesitas renunciar a tu trabajo para poder estudiar

Cada año, millones de estudiantes logran cursar sus materias y graduarse sin tener que dejar de trabajar.
No necesitas renunciar a tu trabajo para poder estudiar
Como respuesta, en parte, al aumento del costo de la matrícula muchos estudiantes ahora trabajan y estudian a la misma vez.
Foto: Archivo / Shutterstock

¿Quieres comenzar una nueva carrera, pero no puedes dejar de trabajar? ¿Te estás debatiendo entre dejar tu empleo para poder ir al colegio? ¿Necesitas encontrar una chamba para poder pagar tus estudios?

La buena noticia es que la gran mayoría de las instituciones educativas conocen de las dificultades económicas por las que atraviesan muchos de los estudiantes y ofrecen empleos en los mismos colegios.

Un estudio de la Universidad de Georgetown sobre Educación y Mano de Obra encontró que en los últimos 25 años, más del 70% de los estudiantes trabajaron mientras asistían al colegio.

mujer
Otro motivo por el aumento de estudiantes que trabajan mientras asisten al colegio es la edad de los alumnos.

Entre 2000 y 2011 se incrementó el número de estudiantes mayores de 25 años de edad, y en la actualidad representan a más del 40% de la población estudiantil.

Según información del Departamento de Educación de EEUU, el 78% de los estudiantes de licenciatura tienen empleo, y trabajan un promedio de 30 horas semanales.

Aleida Gómez, consejera académica en Los Ángeles Mission College, indicó que los colegios comunitarios ofrecen clases a la mañana, tarde y noche e incluso cursos a distancia, por internet, para aquellos que trabajan tiempo completo.

Encontrar el balance entre el estudio y el trabajo puede presentar desafíos, y menos horas de sueño, pero no es imposible siguiendo los consejos a continuación.

Cómo balancear los dos:

  1. Busca un trabajo flexible.

    Ciertos empleos ofrecen horarios que pueden acomodarse a tus horarios de clases. Busca un trabajo en una compañía como Lyft, que conecta pasajeros y choferes a través de una aplicación de teléfono. Este tipo de empleo te permite ser tu propio jefe, elegir cuándo trabajar y durante cuántas horas, basándote en tus propios horarios.

  2. Elige empleos relativos a tu carrera.

    Muchas empresas ofrecen ayuda con la matrícula de sus empleados, porque lo ven como una inversión a largo plazo. Si un empleado se especializa y adquiere nuevos conocimientos y habilidades, podrá desempeñarse mejor y hacer un mejor trabajo. Un trabajo relacionado a la carrera que estás siguiendo puede ofrecerte experiencia y darte una ventaja laboral.

  3. Aprende a manejar tu tiempo desde el comienzo.

    Planea las asignaciones escolares con anticipación y no esperes a último momento para estudiar para los exámenes. Aprovecha las clases a distancia que las distintas instituciones ofrecen a sus estudiantes, para ahorrarte el tiempo de viaje.