Fotos: ¡Inhumano! Migrantes en EEUU son encerrados en “hieleras” por Patrulla Fronteriza

Juez ordena revelar más pruebas del maltrato a indocumentados en las celdas fronterizas

Fotos: ¡Inhumano! Migrantes en EEUU son encerrados en “hieleras” por Patrulla Fronteriza
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados. (Tucson)
Foto: (Suminsitrada/

Durante años, las deplorable condiciones de las celdas de detención de la Patrulla Fronteriza en la frontera sur estadounidense eran poco más que anécdotas en las voces de migrantes que la oficialidad rechazaba como “exageraciones” y mentiras.

Los migrantes y sus abogados, hablaban de celdas frías, tan frías que las llaman “las hieleras”, donde encierran a demasiados migrantes, incluyendo mujeres y niños, sin colchones o ropa adecuada, donde a menudo no hay espacio para acostarse, acceso a agua limpia o comida y mucho menos, duchas o pañales.

Nadie escucha a los “ilegales”, como les dicen, y mientras el gobierno negaba los hechos, argumentaba que daba el mejor trato posible a estas personas, y  que seguían en lo posible los reglamentos internos que marcan “no más de 12 horas” en estas celdas.

Hasta ahora, todo esto era un anecdotario en voz de gente vulnerable a la que nadie cree, o quiere creer.

Pero ahora hay evidencias concretas: videos, fotos, declaraciones juradas de médicos y de expertos en instituciones correccionales.

Todo esto está viendo la luz pública gracias a una demanda de diversos grupos, entre ellos The American Immigration Council, the National Immigration Law Center, la Unión de Libertades Civiles de Arizona, el Comité de Derechos Civiles de San Francisco y Morrison and Foester LLP.

La demanda ha llevado a un juez federal a liberar la publicación de evidencias hasta ahora en manos del gobierno e incluso ha obligado al magistrado a penalizarlos por destruir videos de vigilancia que la corte había ordenado liberar. 

NOTICIAS DE INMIGRACIÓN

El año pasado, estos grupos demandaron al gobierno, argumentando condiciones infrahumanas en estas celdas, en las que el gobierno aloja a migrantes al capturarlos en la frontera, mientras decide el próximo paso en sus procesos.

Se supone, según las reglas internas de la Patrulla Fronteriza, que allí sólo pueden pasar hasta 12 horas, o al menos ese es el objetivo, ya que las celdas no tienen las mínimas condiciones que tiene una cárcel criminal: ni camas, ni acceso a duchas o acceso a cuidado sanitario o médicos, y se mantienen a temperaturas extremadamente bajas.

Pero un tribunal federal en Arizona, respondiendo a la demanda, ha rechazado varias veces los esfuerzos del gobierno federal para esconder los datos, fotos y videos, así como la anulación de la demanda. Este tribunal ordenó además que las evidencias vean la luz pública, y no sean escondidas como argumentaban los abogados del gobierno federal.

El resultado: miles de horas de video, fotos y declaraciones juradas que se han hecho públicas por primera vez. Las más recientes fotos, incluidas en esta nota, revelan condiciones infrahumanas y deplorables, contrarias a los reglamentos y al estado de derecho, según argumentan los abogados demandantes.

A continuación, algunas de las fotos dadas a conocer este jueves (el texto continúa después de las fotos).

Migrante cambia el pañal de su bebé en un piso de concreto en la celda de la Patrulla Fronteriza.
Migrante cambia el pañal de su bebé en un piso de concreto en la celda de la Patrulla Fronteriza.
Adultos y bebés, pasan horas e incluso días en estas "celdas temporales" sin colchones ni acceso a higiene, muestran miles de horas de videos publicadas debido a una orden judicial.
Adultos y bebés, pasan horas e incluso días en estas “celdas temporales” sin colchones ni acceso a higiene, muestran miles de horas de videos publicadas debido a una orden judicial.
Migrantes detenidos duermen sobre bancos de madera y concreto, mientras el agua de beber está al lado de la basura
Migrantes detenidos duermen sobre bancos de madera y concreto, mientras el agua de beber está al lado de la basura
Mientras colocan a muchos inmigrantes en unas celdas heladas donde están hacinados y no pueden dormir, ni tienen colchones, otras celdas están vacías al mismo tiempo.
Mientras colocan a muchos inmigrantes en unas celdas heladas donde están hacinados y no pueden dormir, ni tienen colchones, otras celdas están vacías al mismo tiempo.
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de no poder acostarse para dormir (Tucson)
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de no poder acostarse para dormir (Tucson)
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de no poder acostarse para dormir (Tucson)
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de no poder acostarse para dormir (Tucson)
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de no poder acostarse para dormir (Tucson)
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de no poder acostarse para dormir (Tucson)
Celdas de la patrulla fronteriza sin colchones y a bajas temperaturas. Un bebé gatea por la celda sucia.
Celdas de la patrulla fronteriza sin colchones y a bajas temperaturas. Un bebé gatea por la celda sucia.
Celdas de la patrulla fronteriza sin colchones y a bajas temperaturas. Un bebé gatea por la celda sucia.
Celdas de la patrulla fronteriza sin colchones y a bajas temperaturas. Un bebé gatea por la celda sucia.
Mientras colocan a muchos inmigrantes en unas celdas heladas donde están hacinados y no pueden dormir, ni tienen colchones, otras celdas están vacías al mismo tiempo.
Mientras colocan a muchos inmigrantes en unas celdas heladas donde están hacinados y no pueden dormir, ni tienen colchones, otras celdas están vacías al mismo tiempo.
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de apenas poder acostarse para dormir (Tucson)
Celdas de la patrulla fronteriza llenas de migrantes, hacinados hasta el punto de apenas poder acostarse para dormir (Tucson)

Nora Preciado, abogada del National Immigration Law Center –una de las organizaciones que presentó la demanda- dijo que en 11 años que lleva visitando diversos centros de detención de migrantes, los de la Patrulla Fronteriza cerca de la frontera “están entre los peores que he visto”.

“Hasta ahora, todo lo que los migrantes han denunciado, celdas asquerosas y hacinadas, estadía sin acceso a higiene básica, todo esto han sido anécdotas que el gobierno ha rechazado por años porque no había evidencia”, dijo Preciado. “Pero ahora la hay, y el público puede verlo por sí mismo”.

Los grupos también dieron a conocer un análisis de los datos de detención de cientos de miles de migrantes, que obtuvieron por medio de la “ley de Libertad de Información (FOIA)”, revelando que los migrantes pasan un tiempo excesivo en estas celdas.

“Estas celdas están destinadas a ser provisionales y los migrantes, según los reglamentos internos, no deben pasar más de 12 horas en ellas”, dijo Guillermo Cantor, analista de datos del American Immigration Council.

Según el estudio, en nueve sectores de la Patrulla Fronteriza, más de 217,000 personas fueron detenidas en las celdas provisionales o “hieleras” durante 24 horas o más, casi 94,000 estuvieron allí 48 horas o más y 48,000 lo hicieron por 72 o más horas.

“Esto es común en todos los sectores”, indicó Cantor.  Los peores sectores, donde los migrantes pasan más horas en estas celdas fueron Laredo, Texas, y Tucson, Arizona.

Funcionarios declaran bajo juramento, critican condiciones

Además de las fotos, otras pruebas incluyen declaraciones juradas de médicos y coordinadores de prisiones que trabajan para el gobierno, dando declaraciones ante el tribunal.

Algunos ejemplos:

Eldon Vail, ex sub secretario del Departamento Correccional de Washington State y Secretario del Departamento Correccional en DC

“He trabajado en correccionales durante 35 años y he estado en incontables prisiones y cárceles. En esas prisiones, que contienen individuos acusados de delitos mayores o menores, nunca he visto las condiciones que tienen los detenidos de la Patrulla Fronteriza”.

“La ausencia de atención médica al llegar los migrantes es algo impensable. No tienen suficiente comida, agua ni ropa, que es lo fundamental que hay que ofrecer para dar un trato humano, nunca he visto antes las condiciones que tienen estos centros ni el trato que se dá a estos detenidos”.

Joe Goldenson, M.D, médico con 28 años de experiencia en servicios carcelarios del Departamento de Salud Pública en San Francisco.

“En base a mi revisión de documentos, declaraciones de ex detenidos y mi comprensión de lo declarado por el personal de los centros de detención durante las inspecciones de las celdas, la falta de acceso a atención médica de los detenidos resulta en serios riesgos actuales y futuros para detenidos y personal de estos centros”.

Robert Powitz, médico forense con 50 años de experiencia que analizó los documentos y evidencias.

“En base a mi experiencia, inspección y revisión de documentos y videos, concluyo que las condiciones anti higiénicas, poco sanitarias y heladas en las que se mantiene a las personas en estas celdas, no tienen ningún propósito legítimo y crea un riesgo injustificable de perjuicio a los detenidos”.