UFC 202: McGregor enfrenta a Díaz en una revancha para respaldar su gran boca

El campeón de peso pluma debe ganar y lavar la gran afrenta que sufrió en el UFC 196 o aprender a ser humilde de ahora en adelante

UFC 202: McGregor enfrenta a Díaz en una revancha para respaldar su gran boca
McGregor enfrenta el mayor reto de su carrera sin opción a la derrota.
Foto: Getty Images

Mucho y poco ha cambiado desde que se vieron la cara por primera vez en el octágono, pero el resultado difícilmente será diferente, a menos que Conor McGregor logre la hombrada y derrote a un mejor preparado Nate Díaz cuando se midan este sábado en pelea de revancha en el UCF 202.

El irlandés, rostro del UFC y que solía respaldar su gran boca con actuaciones demoledoras como el nocaut espectacular sobre Jose Aldo, vio su racha invicta cortada por un candado de Díaz en el segundo round del duelo que sostuvieron en marzo en el UFC 196.

El desenlace inesperado se empezó a escribir cuando Conor subió de peso para pelear con Rafael dos Anjos en peso Welter, pero el brasileño se quebró un pie y tuvo que retirarse de la pelea, dejando la puerta abierta a Díaz (20-10-0), que con un poco más de una semana de preparación salió victorioso en Las Vegas.

En aquella ocasión, al igual que esta vez, Conor (19-3-0) predijo el nocaut, pero eso es algo que tiene sin cuidado a Díaz.

O se está mintiendo a sí mismo o al mundo sobre la confianza que se tiene, está tratando de creérselo él mismo“, dijo Nate el miércoles en la conferencia previa a la pelea y que terminó con ambos peleadores y sus equipos lanzándose botellas y latas.

“Él (McGregor) recuerda lo que pasó en la última pelea”, remató el nacido en Stockton, California.

Y no solo son las palabras de Díaz, pero es difícil imaginar que Díaz vs. McGregor II tendrá un final diferente, puesto que pelearán en el mismo peso y esta vez Nate tuvo el tiempo suficiente para preparar el combate.

A respaldar su boca y lavar su leyenda

Quizás nadie deseó más la revancha que Conor McGregor.

El irlandés vio manchada su racha invicta en el UFC y su orgullo destrozado cuando tuvo que rendirse ante el candado de Nate Díaz. Ahora tiene su revancha en el mismo peso a petición suya, ya que Conor quiere borrar esa derrota en las mismas condiciones, comentó el presidente del UFC Dana White.

“Nos hemos preparado para la guerra”, dijo Conor a CNBC. Y McGregor no está exagerando.

Existen reportes de que el irlandés pasó semanas en un campo de entrenamiento en Las Vegas que le costó alrededor de 300 mil dólares y en el que por primera vez entrenó para un rival en específico, según reveló su entrenador John Kavanagh.

Díaz podría ganar la pelea en la lona, Conor con un golpe, pero solo una cosa es segura: McGregor no se puede dar el lujo de volver a perder si quiere ser recordado no solo por su gran boca.