Asesinan a un periodista en el estado mexicano de Puebla

El periodista Aurelio Campos era el director del semanario El Gráfico de la Sierra

Asesinan a un periodista en el estado mexicano de Puebla
Violencia en México
Foto: Archivo / EFE

PUEBLA, México.- Un periodista murió tras recibir varios impactos de bala cuando circulaba en su vehículo con dirección a su domicilio en Huauchinango, informó hoy la Fiscalía General del central estado mexicano de Puebla.

Aurelio Campos, de 52 años, era director del semanario El Gráfico de la Sierra, un periódico impreso que cubría noticias policiacas y que él mismo puso en marcha hace un año.

La noche del miércoles regresaba en su vehículo con los ejemplares que iba a distribuir ese jueves cuando fue interceptado en la carretera federal México-Tuxpan por una camioneta desde la cual se efectuaron disparos.

El vehículo del periodista presenta dos impactos de bala y el cristal del lado del conductor quedó totalmente destrozado. La víctima, que viajaba sola, recibió varios disparos, uno de ellos en el tórax.

Personal de rescate acudió al lugar de los hechos tras recibir una llamada anónima. La víctima, originario de la Sierra Norte de Puebla, se encontraba con signos vitales y fue trasladado a un hospital de Huauchinango, donde horas más tarde perdió la vida.

La Fiscalía confirmó el deceso en un comunicado y señaló que se ha iniciado una investigación.

“El fiscal general del estado, Víctor Antonio Carrancá, estableció comunicación directa con el fiscal especial para la Atención de Delitos Contra la Libertad de Expresión de la Procuraduría General de la República (fiscalía nacional), Ricardo Nájera. Ambas instituciones mantienen colaboración en torno al caso”, señaló la dependencia estatal.

Juan de Dios Lechuga, reportero de la Sierra Norte y colaborador de la víctima, declaró a Efe que los periodistas de la zona están “desconcertados” por el asesinato, ya que desconocen que el fallecido estuviera bajo amenazas o temiera por su vida.

Describió a Aurelio como una persona “bastante tranquila” y que no era problemática.

Lechuga señaló que la información de El Gráfico de la Sierra se centra en la “nota roja” de la región: accidentes, asesinatos o incidentes de índole policial.

“Hacía de todo, reporteaba, escribía y hasta distribuía los periódicos”, agregó.

Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen, aunque los colaboradores de la víctima señalan que puede deberse a una cuestión de “competencia laboral”.

El cuerpo será velado en Huauchinango, municipio de la Sierra Norte de Puebla.

Una vez conocido el hecho, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió un comunicado en el que condenó el asesinato del hombre de prensa e indicó que ha iniciado de oficio una investigación del homicidio, además de solicitar al Gobierno estatal la implementación de medidas cautelares en favor de la familia del comunicador, para salvaguardar su integridad.

Refirió que al conocer mediante notas periodísticas de la muerte de Campos “determinó el envío de visitadores adjuntos al lugar de los hechos, con objeto de allegarse la información correspondiente” y solicitó al Gobierno de Puebla “la investigación pronta de este hecho, para dar con los responsables y llevarlos ante la justicia”.

“Con el homicidio de Aurelio Campos suman ya 118 comunicadores asesinados en México desde el año 2000, lo que ubica a nuestro país como uno de los más riesgosos para ejercer el periodismo”, señaló la CNDH.