Protegiendo nuestro Río Colorado

Con valores basados en la fe como guía, el trabajo continuo en nuestras comunidades y a nivel nacional para proteger esta poderosa vía acuática puede ser una obra de amor
Sigue a La Opinión en Facebook
Protegiendo nuestro Río Colorado
Valle Kawuneeche en el río Colorado.
Foto: Darekk2 / Creative Commons

Viviendo en el Suroeste, somos muy afortunados al estar rodeados de la diversidad de las más hermosas creaciones naturales de Dios. Estamos bendecidos con las vistas majestuosas de las montañas, la soledad del desierto, verdes valles y el caudal de los ríos, y son en gran medida la razón por la que vivimos aquí. Pero en años recientes nuestro tesoro natural se ha visto amenazado por una sequía récord que persiste y compromete los ríos que sostienen nuestras vidas.

Es en tiempos como éstos, que somos llamados para seguir nuestros valores basados en la fe, y practicar una buena defensa para proteger la creación de Dios. Defensa, la responsabilidad de importarnos algo, es uno de los actos más fundamentales y satisfactorios que uno puede realizar. Más que una acción, la defensa es una conexión con el orden superior, una voluntad de alinearnos con las intenciones de nuestro Creador.

En ningún lugar del Oeste de los EEUU plagado por la sequía, es más necesaria esa voluntad que en la protección del Río Colorado, el verdadero flujo vital del Suroeste. Sus aguas surten a más de 40 millones de personas en las comunidades a través de siete estados de la cuenca del Río Colorado y México, incluyendo un tercio de los latinos de la nación, y es esencial para la salud de la fauna acuática y silvestre. Es casi inconcebible que más de $1.4 billones (trillions) en actividad económica, $800,000 millones en salarios, y 16 millones de empleos, cuelguen en la balanza de la salud del sistema del Río Colorado.

Para los latinos del Suroeste, el Río Colorado tiene un significado adicional. Es además parte integral de nuestra herencia y forma de vida. Está en el corazón de nuestra cultura. Hasta la fecha, nuestras comunidades de fe bautizan a la gente en el río, al igual que lo han hecho por siglos. En esta época del año se nos recuerda especialmente nuestro legado al celebrar el Mes Nacional de la Herencia Hispana desde el 15 de septiembre al 15 de octubre, cuando la gente a través del país reconoce las contribuciones de los hispanos y latinoamericanos a Estados Unidos y celebran nuestra rica historia y aportaciones a la historia de América.

Así como nuestro amado Río Colorado y los estados que dependen de él enfrentan la sequía como algo normal, a raíz del incremento de temperaturas y el cambio climático, las ciudades (especialmente las comunidades desatendidas), la agricultura y el medio ambiente se ven severamente impactados en muchas regiones de la cuenca fluvial. Los retos que enfrentamos demuestran un problema fundamental en el Río Colorado- la demanda de agua sobrepasa la oferta. Está claro que si no cambiamos la manera de usar el agua, esta nueva realidad tendrá un creciente efecto devastador en el sistema del Río Colorado y las comunidades, agricultura, economías, vida silvestre y familias, que dependen de él.

El estudio de 24-meses publicado en agosto por el U.S. Bureau of Reclamation destacando las operaciones proyectadas y condiciones para el sistema de embalses del río Colorado por los próximos dos años hace sonar una alarma que no podemos ignorar. Una escasez de agua en Lake Mead, que ocasiona cortes obligatorios de agua en Arizona y Nevada, fue esquivada por poco para 2017, pero solo por el más mínimo margen. Sin acción adicional, el reporte predice que una declaración de escasez es virtualmente cierta para 2018 y en adelante.

Afortunadamente, hay pasos disponibles para reducir la demanda de agua y hacer la administración de agua más flexible por medio de la colaboración, innovación, y conservación. En estados a través del Oeste, oficiales electos están trabajando con sus comunidades para identificar formas innovadoras de conservar el agua. Es muy prometedor el reciente informe del Presidente Obama “Report to the Council on Climate Preparedness and Resilience”, una actualización de su llamado a las agencias federales para impulsar las capacidades de la nación para acometer la resistencia a la sequía a largo plazo. El reporte demuestra un marcado incremento en la colaboración entre agencias federales y estatales para mejorar las metas de lucha contra la sequía, incluyendo una asociación entre USDA-DOI en la cuenca del Río Colorado.

Con valores basados en la fe como guía, el trabajo continuo en nuestras comunidades y a nivel nacional para proteger esta poderosa vía acuática puede ser una obra de amor. Cuando somos conscientes del plan del Maestro- que todos vivimos en la misma” casa”- las recompensas que alinean con las intenciones de Dios para nosotros cumpliendo nuestras responsabilidades de defensa, se ponen de manifiesto.

En Mateo 25:40 somos llamados en nuestra comunidad para ofrecer cuidado especial a aquellos más vulnerables, para atender a la gente y lugares en riesgo. En este espíritu, se nos pide proteger y sostener el Río Colorado en peligro de extinción. Respondemos con la mejor voluntad, no solo unos por otros, sino por nuestros hijos, nietos y aquellos aún no nacidos de las próximas generaciones.

Sí, está prometido que “el río de Dios está lleno de agua” (Salmo 65:9), pero debemos cuidar de esta creación o fallará en cuidarnos a nosotros.


Por La Creación Faith-based Alliance es una iniciativa de Hispanic Access Foundation que une a líderes latinos en el esfuerzo de desarrollar la defensa de la Creación de Dios al involucrar y educar a esta generación para que deje un legado para el futuro. Este grupo está reclutando a otros líderes religiosos para educar a los hispanos y animarlos a que tomen un papel activo en el apoyo a las tierras públicas de la nación y proteger nuestros recursos naturales en el Oeste.
Emilio De La Cruz es el Pastor principal en New Life Covenant Church, Superintendente del Southwest District Council of the Assemblies of God, donde provee supervisión a más de 70 iglesias en Arizona, y es miembro de Por La Creación Faith-based Alliance.