Californianos, ¿están preparados? Qué hacer antes, durante y después de un sismo

Nunca está de más estar preparado ante éste y otro tipos de desastres naturales, y aquí te decimos cómo estarlo
Californianos, ¿están preparados? Qué hacer antes, durante y después de un sismo
En agosto, un sismo que pegó en Napa Valley, California, dejó más de 200 heridos y $1,000 millones de daños.
Foto: EFE

A nivel estatal, específicamente en el sur de California, la Encuesta Geológica de EEUU (USGS) lanzó una alerta máxima por el aumento de riesgo por un sismo en la zona, esto después que el lunes pasado se dieran casi 200 sismos en el mar Salton.

Y mientras que los temblores en sí no ocasionaron daños, su enfoque fue justo en la punta sur de donde termina la falla de San Andrés, el temido bloque terrenal que pudiese estallar en cualquier instante y provocar un sismo de más de 7.0 en magnitud.

La alerta estará en vigor solamente hasta el martes, pero nunca está de más estar preparado ante éste y otro tipos de desastres naturales, y aquí te decimos cómo estarlo, según consejos de la Cruz Roja Americana.

Prepara tu kit

Hay dos tipos de kits que son recomendados para una emergencia: el kit rápido y el kit completo. Es recomendado revisar el contenido de estos al menos dos veces al año.

Kit rápido:

  • Agua – un galón por persona por día (se recomiendan tres días de suministro en caso de evacuación)
  • Comida – alimentos no perecederos y fáciles de preparar (se recomiendan tres días de suministro en caso de evacuación)
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Medicamento necesario – esto para cada miembro de tu familia (en caso de vivir con familiares)
  • Alimento y agua para mascotas

Kit completo:

  • Agua – un galón por persona por día (al menos dos semanas de suministro en el hogar)
  • Comida – alimentos no perecederos y fáciles de preparar (al menos dos semanas de suministro en el hogar)
  • Linterna
  • Radio – solo los que funcionen a batería o a manivela
  • Baterías
  • Botiquín de primeros auxilios
  • Medicamento necesario – esto para cada miembro de tu familia (en caso de vivir con familiares)
  • Herramienta de uso múltiple
  • Abrelatas
  • Artículos para el higiene personal
  • Copias de documentos personales – historial médico, comprobante de domicilio, título de vivienda, pasaport, certificado de nacimiento, polizas de seguro
  • Teléfono móvil con cargador
  • Información de contacto en caso de emergencia
  • Dinero – en efectivo
  • Cobija
  • Mapa

Crea un plan de emergencia

Según la Cruz Roja Americana, el primer paso hacia elaborar un plan efectivo en caso de emergencias es hablar con todas las personas que viven en tu hogar.

Temas básicos a conocer:

  • Ruta de evacuación – Por lo menos identifica dos rutas de salida para cada habitación de tu hogar.
  • Elimina desastres antes que ocurran – Identifica objetos o materiales que podrían convertirse peligrosos en caso de un temblor: televisores no ajustados, muebles, marcos colgados, etc.
  • Detector de humo – Asegúrate que los detectores de humo en tu casa estén funcionando. Instala uno afuera de cada habitación de tu hogar y reemplaza las baterías cada seis meses.
  • Extintores de fuego – Al menos ten un en tu hogar, y si no sabes cómo utilizarlo, acude a una estación de bomberos para que te muestren.
  • Apaga los servicios – Aprende (si es que no sabes) cómo detener el suministro de los servicios de gas, luz y agua en tu hogar. https://www.socalgas.com/stay-safe/emergency-information/shut-off-natural-gas
  • Establece puntos de reunión – Es recomendable establecer al menos dos puntos para reunirse después de un desastre: uno cerca de tu hogar y otro un poco más alejado de tu vecindario.
  • Contacto – Elige a una persona que no viva en tu mismo estado para contactar en caso de una emergencia. Todos los miembros de tu familia deben saber el número.
  • Mantén un teléfono fijo – Es decir, no un móvil. El teléfono fijo no requiere electricidad para funcionar.

Algo complicado, ¿no? La Cruz Roja Americana te facilita el proceso con esta forma:

http://preparesocal.org/wp-content/uploads/2014/06/ARC_Family_Disaster_Plan_Template_SPANISH.pdf

Asegura tu hogar

El seguro contra terremotos puede dar a los propietarios la posibilidad de tener los fondos para reparar sus hogares rápidamente después de un desastre masivo; una aseguranza típica para dueños de hogar no lo hará.

Los inquilinos también pueden beneficiarse, particularmente si un desastre deja su apartamento inhabitable; seguro contra terremotos puede cubrir el costo de la vivienda temporal.

¿No sabes si tu hogar será afectado? Este sitio de internet gratuito te permite ver qué fallas están cerca, así como las ubicaciones de licuefacción y deslizamientos de tierra cerca de su casa. Más información en: www.temblor.net

“Stop, drop and roll”

“No corras, tírate al suelo y rueda”: sigue este consejo para evitar cualquier tragedia. Pero, aclaremos: déjate caer al suelo, cubre tu cuello y cabeza con una mano, protégete debajo de una mesa y sostente con otra mano a las patillas de la mesa.

Salir huyendo del edificio no siempre es buena idea, ya que el exterior del edificio suele ser uno de los lugares más peligrosos.

¿Y qué si no hay una mesa disponible? Siempre protege tu cuello y cabeza con tus brazos, y mantente alejado de objetos que puedan caer encima de tí y de ventanas.

Te presentamos diferentes escenas:

  • En tu cama – Manente en tu cama y cubre tu cabeza con tus brazos y una almohada. Salir corriendo de tu habitación no es buena idea.
  • En un edificio alto – No corras, tírate al suelo y rueda. Evita las ventanas y no utilices los ascensores.
  • En un teatro o estadio – Permanece en tu asiento o agáchate entre los asientos o filas. Protege siempre tu cabeza, cuello y brazos. No salgas del estadio hasta que deje de temblar.
  • En una tienda – Cae al suelo y cúbrete debajo de cualquier cosa que pueda proveerte protección, como un carrito de compra. En caso de tener que alejarte de objetos peligrosos, primero agáchate y aléjate ya sobre el piso.
  • Al aire libre – Acude a un área despejada si puedes hacerlo de manera segura. Evita los cables de electricidad, árboles, señalamientos de tráfico, edificios y vehículos.
  • Cerca del mar – En caso de que tiemble más de 20 segundos, reubícate a terreno más elevado, ya que podría generarse un tsunami. Lo recomendable sería a unas dos millas alejado de la costa. No esperes que te den una orden oficial y evita conducir, ya que se congestionarán las autopistas.

Después

Cuando deja de temblar es cuando entra en acción la última parte de tu plan de emergencia.

Si estás en el trabajo cuando ocurre el sismo, asegúrate de tener en cuenta el plan de evacuación de tu empleador. Si no te lo sabes, pregunta. Bajo la ley de California, todo empleador debe de tener el plan disponible para sus empleados.

  • Revisa tu cuerpo y el de las personas a tu alrededor por heridas. Si es necesario, busca ayuda médica.
  • Revisa por peligros – incendios, fuga de gas, cables de luz dañados, derrames de materiales tóxicos, objetos caídos
  • En caso de estar atrapado dentro de tu hogar, utiliza los objetos dentro de tu kit completo para pedir ayuda.
  • Si estás al aire libre, o si puedes salir de tu hogar/edificio de manera segura, acude al punto de reunión detallado en tu plan de emergencia.

Ésta y más información puede ser encontrada en estos sitios de internet:

 

What Is PrepareSoCal: The Campaign to Prepare SoCal for Disasters

http://www.shakeout.org/

https://www2.usgs.gov/faq/categories/9834/3334