Op-Ed: Rechazo a la Prop 53, el ataque de un multimillonario al control local

Los californianos no deben perder la capacidad de hacer frente a proyectos esenciales de infraestructura simplemente porque un granjero rico se enfadó
Sigue a La Opinión en Facebook
Op-Ed: Rechazo a la Prop 53, el ataque de un multimillonario al control local
Foto: Getty Images

En las elecciones de noviembre, se atacará uno de los pilares fundamentales de la democracia de California. El control local, una herramienta de gobierno esencial en un estado con la magnitud y la diversidad de California, podría perderse si los votantes aprueban la Propuesta 53.

Ya hace varias generaciones que el hecho de mantener el control local permite a las comunidades desde San Diego hasta Santa Rosa, y todos sus puntos intermedios, invertir en las prioridades particulares de sus residentes locales.

Pero la Prop 53 pone en riesgo este control local.

Al exigir una votación en todo el estado, incluso respecto de algunos proyectos de infraestructura locales, la Prop 53 acabaría con esta historia exitosa de larga data de permitir a las comunidades tomar sus propias decisiones sobre las inversiones en infraestructura local. Si se aprueba la Prop 53, los votantes de regiones remotas tendrían la facultad de vetar los proyectos de infraestructura locales que podrían ser necesarios en su comunidad, aunque estos votantes remotos no tuvieran que pagar por esa infraestructura y no tuvieran interés alguno en las prioridades de infraestructura.

Según la Prop 53, los votantes de Sacramento, el Área de la Bahía y San Diego podrían frenar proyectos en los Ángeles u Orange Country. Y viceversa. No tiene sentido.

Además, la Prop 53 omite, de manera irresponsable, la inclusión de una excepción para casos de emergencias y desastres naturales. Esto significa que el estado y las comunidades locales deberían esperar hasta dos años o más para reparar puentes a punto de derrumbarse, caminos, sistemas hídricos y otra infraestructura crítica después de una emergencia. Es por esto, que los Bomberos Profesionales de California, la Asociación de Sheriffs del Estado de California y otros líderes de seguridad pública se oponen a la Prop 53.

La Prop 53 es financiada en su totalidad por un acaudalado granjero de Stockton de nombre Dean Cortopassi. Intenta detener un único proyecto de infraestructura próximo a su propiedad, que se propone mejorar el sistema de distribución de agua de California. Los registros públicos demuestran que Cortopassi y su familia llevan gastados aproximadamente $4.5 millones para que los abogados redacten un proyecto de ley, realicen investigaciones y paguen a personas para recaudar firmas y a asesores políticos para promover y calificar la medida.

Pero esta medida tiene implicancias negativas de amplio alcance que van más allá de este único proyecto. También congelaría o detendría otras propuestas de infraestructura necesarias para mantener el transporte, las obras públicas, la energía, las redes de salud y la educación superior que son vitales para el futuro.

La infraestructura es esencial para la seguridad, el crecimiento y la calidad de vida de California. Durante años, nuestras comunidades han luchado para mantenerse al día con la exigencia de mantenimiento diferido para soportar autopistas, acueductos y universidades construidas hace décadas.

Los californianos no deben perder la capacidad de hacer frente a proyectos esenciales de infraestructura simplemente porque un granjero rico se enfadó. No podemos permitir que los gastos alocados de un multimillonario logren socavar el control local de nuestras comunidades. Vote NO a la Prop 53.


Lou Palson es el presidente de los Bomberos Profesionales de California