Las nuevas formas de transportar a indocumentados por México

Aunque tampoco los libra de los peligros en territorio mexicano
Las nuevas formas de transportar a indocumentados por México
Inmigrante recibe ayuda tras ser abandonado por traficantes.
Foto: EFE

MÉXICO – El tren de carga que cruza de norte a sur el país – conocido popularmente como “La Bestia”– aceleró su velocidad hace dos años para impedir la clandestinidad, un hecho que hizo casi imposible su uso para los indocumentados que de cualquier manera ya estaban acorralados por el crimen organizado que los empujó a buscar otros métodos.

Autobuses y camionetas de lujo, remolques de caballo, coches de Uber, motocicletas y lanchas forman parte de las nuevas estrategias que tienen como fin pasar desapercibidos hasta Estados Unidos en un momento en que los operativos del Instituto Nacional de Migración (INM) se concentran en las carreteras.

FALSIFICACIÓN DE EMPRESAS

El pasado fin de semana tres guatemaltecos y un ecuatoriano murieron asfixiados por falta de ventilación en el trailer en el que se transportaban en el municipio de Tres Valles, Veracruz. La tragedia reveló que los “coyotes” habían falsificado los logos de Correos de México para imprimirlos en una camioneta que pretendía evadir filtros de revisión migratoria. Pero olvidaron la ventilación.

Después de viajar durante 48 horas encerrados, algunos de los 55 indocumentados comenzaron a desmayarse al interior. Los choferes no escucharon las alertas de los pasajeros clandestinos hasta que comenzaron a morir; 10 más quedaron inconscientes y ninguno rebasaba los 30 años, reportó migración.

UBER

“El ambiente del tráfico de personas es muy creativo”, dijo en julio pasado Luis Gerardo Islas, delegado del INM en Nuevo León poco después de la detención de 79 inmigrantes que se encontraban en casas habitación listos para ser transportados. “Están usando el servicio de uber para llevarlos”.

Días antes, en el estado de Coahuila, vecino de Nuevo León, la policía estatal y agentes migratorios había reventado a una banda de traficantes de choferes de la empresa Uber que en sus ratos libres se prestaban para transportar a centroamericanos en vehículos nuevos o seminuevos de Nissan, Versa, Toyota, Yaris y un Volkswagen Vento 2015.

La idea era pasar desapercibidos en estos servicios de lujo.

CAMIONES TURÍSTICOS

Los “pollerros” apuestan a la buena presentación del transporte para evadir los retenes y no despertar sospechas. A mediados del pasado junio, también se detuvieron a 102 hondureños, salvadoreños, guatemaltecos y ecuatorianos que viajaban en líneas turísticas de alto perfil como Turismos Crucero o Tours Tomaren.

En un comunicado de prensa el INM informó que los agentes se percataron de la irregularidad porque los choferes tomaron rutas diferentes a las tradicionalmente ocupadas por el servicio de transporte públicos federal.

Los indocumentados habían pagado entre 7,000 y 10,000 dólares por llevarlos de Chiapas a Reynosa pero viajaban sin comer.

“Con el propósito de llegar lo más rápido a la frontera norte y que no se dieran retrasos en el camino, los presuntos traficantes impusieron como estrategia que los extranjeros no debían de consumir alimentos ni agua, para no realizar paradas intermitentes, no importándoles que entre el grupo viajaran 20 menores de edad”, detalló migración.

MOTOCICLETAS

La ruta pagada a los conductores con 250 dólares más un tanque de gasolina era del municipio de Pijijiapan, Chiapas, a  Zanatepec. Debían transportar a indocumentados sobre la motocicleta y hacerlos pasar como sus acompañantes mexicanos, pero fueron descubiertos e mismo día de diciembre pasado.

Amaury Pereda, de 27 años, dueño de la Italika, reveló posteriormente los detalles. No conocía a Geovanny Domínguez, que usaba una Yamaha con placas de Tlaxcala, pero usaban el mismo modus operandi. La policía local declaró que podría tratarse de una banda de traficantes de indocumentados en motocicleta.