Juan Carlos Osorio cumple un año al frente del Tri

En la última década, el colombiano es quien tiene el mejor récord de productividad con la selección mexicana; sin embargo, la derrota ante Chile en Copa América Centenario es una losa que parece, cargará con ella toda su vida
Juan Carlos Osorio cumple un año al frente del Tri
A pesar de que en 365 días ha conseguido una alta productividad con la selección mexicana, Osorio se encuentra entre algodones.
Foto: Mexsport

A un año de su llegada a la selección mexicana, Juan Carlos Osorio camina sobre hielo.

El técnico presume una productividad del 83.3 por ciento, mejor que cualquier otro técnico del Tri en la última década. En 14 partidos tiene 11 victorias, 2 empates y una derrota, pero esta fue tan catastrófica que desató las críticas y cuestionamientos.

El peor rival del colombiano es el entorno. Los aficionados lo abuchearon en el Estadio Azteca y en el Nissan, además de que en las gradas y en las redes sociales el “Fuera Osorio” cobra cada vez mayor fuerza. El estratega entiende que sus maletas deben de estar listas.

“La afición mexicana quiere mucho a su Selección y eso, al final del día, es lo único importante, lo mío es irrelevante y seguramente que cualquier cosa puede llegar a darse, entonces hay que estar preparado para eso”, admitió ayer el timonel.

De 2006 a la fecha, el único técnico con una productividad casi tan alta como la del colombiano ha sido José Manuel de la Torre, con un 71.11 por ciento, al sumar 9 victorias, 5 empates y una derrota en su primer año. El piso se le movió al “Chepo” hasta su tercer año de gestión.

Osorio ganó enemigos desde su elección, ya que la expectativa era que eligieran a los argentinos Marcelo Bielsa o Jorge Sampaoli, o bien al alemán Jürgen Klopp.

Recibió la animadversión de ciertos técnicos por ser extranjero y carecer de méritos en la Liga MX y en Selección Nacional. Las críticas no menguaron pese a sus nueve triunfos consecutivos, debido a la falta de idea futbolística y a las rotaciones.

Prometió ubicar a México entre los mejores tres de América, pero en cambio, el 7-0 fue su “Caja de Pandora”.

Osorio encontró consuelo, paradójicamente, en técnicos como Bielsa, el amor platónico de la FMF. Hoy, a unas horas del amistoso contra Panamá y a un mes exactamente del debut en el Hexagonal, se entusiasma con seguir en el Tricolor.

“Ha sido también enriquecedora la experiencia profesional y sentir de cerca lo que es tomar decisiones en cuanto al futbol ya no de un club, sino la de una nación, y una de mucho prestigio como lo es la mexicana.

“Me siento muy orgulloso de estar acá, ojalá que podamos continuar por mucho tiempo y lograr todos los objetivos que tenemos trazados”, comentó.