Arrestan al presunto violador y asesino de niña colombiana

El hombre identificado como Rafael Uribe Noguera fue notificado en la clínica donde se encuentra "recluido bajo una crisis", el crimen tiene conmocionado al país
Arrestan al presunto violador y asesino de niña colombiana
Rafael Uribe Noguera, presunto asesino en la clínica. EFE
Foto: EFE

Bogotá, Colombia – La Policía colombiana arrestó en una clínica de Bogotá a Rafael Uribe Noguera, presunto asesino de la niña Yuliana Andrea Samboni, de siete años de edad, quien fue raptada en un barrio popular de la ciudad y cuyo cadáver fue hallado en un apartamento del detenido.

La notificación de la captura la hizo un policía en una habitación de la clínica en la que está ingresado el sospechoso, un arquitecto de 38 años, según un vídeo divulgado por la institución.

En las imágenes de la Policía se ve el momento en el que se le solicita a Uribe, miembro de una adinerada familia bogotana, que se identifique, y se le notifica la orden de detención.

El hombre se encuentra en este momento “recluido en un centro asistencial bajo una crisis”, según explicó el comandante de la Policía de Bogotá, general Hoover Penilla.

Conmoción en Colombia por violación y asesinato de niña de 7 años

El caso de la niña ha estremecido a Colombia por la sevicia con la que actuó el presunto asesino, quien la raptó el domingo en Bosque Calderón, una barriada colindante a Chapinero Alto, un barrio de clase acomodada de Bogotá.

Después la condujo a un apartamento donde la violó y estranguló, según informó anoche el director del Instituto de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés.

“La causa de la muerte de la menor de siete años corresponde a asfixia mecánica mixta, correspondiente a asfixia por sofocación y estrangulamiento (…). En el cuerpo de la menor se han obtenido abundantes evidencias que demuestran que fue objeto de abuso sexual”, aseguró Valdés en una rueda de prensa.

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, afirmó que la escena del crimen fue manipulada y dio instrucciones a sus funcionarios para que lleven ante la justicia a quienes intentan obstruir el accionar de la entidad.

La menor, de la etnia Yanacona, había llegado con sus padres a Bogotá hace unos tres años procedente de El Tambo, localidad del departamento del Cauca, de donde fueron desplazados por la violencia del conflicto armado.

La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) repudió el “el atroz crimen contra la niña indígena del pueblo Yanacona”, de la que dijo que a los siete años de edad “conoció la crueldad y la misoginia producto de una sociedad machista, racista e inequitativa”.

La ONIC instó a la Fiscalía General a tomar las medidas para que el caso de la menor “no quede en la impunidad como muchos casos más de feminicidio, teniendo en cuenta el poder que ostenta el sospechoso y su familia”.

“Pedimos que el prestigio y el dinero de la familia no compren a la justicia”, manifestó por su parte una vecina de los Samboni, que permanece junto a otras decenas de personas frente a la humilde vivienda de los padres de la menor como muestra de apoyo.

En las afueras de la clínica donde está ingresado Uribe decenas de personas se manifestaron ayer y en la mañana de hoy volvieron con pancartas en las que invitan a los automovilistas que transitan por la Autopista Norte a hacer sonar sus bocinas para pedir justicia en este caso.