Fiscalía de Jalisco asume seguridad en municipio inflitrado por el narco

El edil de Villa Corona tuvo que huir tras ser amenazada de muerte, mientras el secretario de gobierno se encuentra prófugo
Fiscalía de Jalisco asume seguridad en municipio inflitrado por el narco
Refuerzan seguridad en Jalisco.
Foto: EFE

GUADALAJARA, México – La Fiscalía del occidental estado mexicano de Jalisco asumió la seguridad del municipio de Villa Corona luego de que su alcalde fuera obligado a huir, y desarmó a los policías locales por sus presuntos lazos con el crimen organizado, informó hoy el fiscal estatal Eduardo Almaguer.

El fiscal indicó a la prensa que, según sus propias declaraciones, el alcalde Rodolfo Rubalcava Muñoz fue obligado por el secretario general del ayuntamiento, Ramón Sierra, a dejar el municipio el pasado viernes pasado con amenazas de muerte.

Almaguer dijo que de acuerdo con las primeras investigaciones, fue “un grupo delictivo quien, por medio de la violencia y por órdenes de este funcionario (Sierra), expulsa de su casa al presidente (municipal) legítimo de Villa Corona”.

Horas después de recibir las amenazas, Rubalcava fue localizado en un crucero de la carretera del poblado de Acatlán de Juárez con intenciones de suicidarse para “salvaguardar la seguridad de su familia, porque estaban amenazados”, añadió el fiscal.

El alcalde fue resguardado por la policial municipal de Acatlán de Juárez y trasladado a un lugar seguro fuera del estado.

El fiscal añadió que un día después, el cabildo (legislatura municipal) de Villa Corona recibió un documento presuntamente apócrifo en que el alcalde solicitaba licencia para separarse del cargo por un año.

El documento estaba fechado días antes de que Rubalcava abandonara el pueblo, por lo que se abrió una investigación para verificar su autenticidad y determinar si hay algún ilícito, dijo.

Almaguer reveló que el secretario general del ayuntamiento está prófugo y es buscado para que declare como parte de la investigación.

Recordó que Sierra no pudo postularse como candidato a presidente municipal en las pasadas elecciones debido a que contaba con antecedentes penales por robo y lesiones; sin embargo, sí recibió un cargo público como secretario.

Indicó que parte de la investigación está enfocada en determinar sus posibles vínculos con el crimen organizado.

La Fiscalía incautó las armas de los policías municipales ante la sospecha de infiltraciones por parte del crimen organizado, y tomó el control de la seguridad en el poblado.

Además de verificar el registro de esas armas envió a 40 elementos a evaluación y a cursos de capacitación.

La Policía Estatal y la Fiscalía realizan operativos en las localidades cercanas a la sierra del municipio, pues hay denuncias anónimas de la presencia de grupos armados.

La toma del control de la seguridad en Villa Corona por parte del Gobierno estatal ocurre un día después de que siete policías del municipio de Teocaltiche, en los límites entre Jalisco y Zacatecas, fueran detenidos al portar granadas y armas no registradas.

Los policías de la Comisaría de Seguridad Pública del municipio tenían en su poder 11 armas largas, 11 cortas y dos granadas, todas sin el registro correspondiente, según dio a conocer la Fiscalía.

Agentes de la Fuerza Única Regional, dependiente de la Fiscalía, aprehendieron a los municipales cuando circulaban en una camioneta con matrícula del estado de Guerrero y otra con placas de Jalisco.

De acuerdo con la Fiscalía, los detenidos “fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público Federal con sede en Lagos de Moreno” para su investigación.