Nuevos conteos de ‘homeless’ en SoCal prometen ser más precisos que nunca

Los condados se prepararan para los censos de personas sin hogar anuales y bianuales equipados con nuevas tecnologías como dispositivos de imágenes térmicas y tablets
Nuevos conteos de ‘homeless’ en SoCal prometen ser más precisos que nunca
Los conteos tendrán lugar a lo largo de esta semana en los condados de Riverside, San Bernardino, Orange y Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Los censos de desamparados anuales y bianuales que se realizan en los condados del sur de California comienzan esta semana y en esta ocasión estarán equipados con nuevas tecnologías que buscan hacerlos más eficientes.

Estos conteos, que se entregan al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbanístico de Estados Unidos, son la base para recibir ayuda federal para las personas sin hogar y la manera en que los gobiernos locales pueden medir con más exactitud la magnitud del problema de la indigencia en sus ciudades.

Se espera la participación de miles de voluntarios, que recorrerán calles, albergues, puentes e incluso las cuencas de los ríos  buscando a todos aquellos que se identifiquen como una persona sin hogar.

En el condado de Los Ángeles el censo tendrá lugar a lo largo de tres días comenzando este martes 24, y todavía se buscan voluntarios que colaboren en la tarea. Como novedad, en el condado este año se peinarán también las cárceles, los reformatorios juveniles y hospitales para encontrar a aquellos que pronton quedarán libres y no tienen dónde ir.

El Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD, por sus siglas en inglés) estima que solo entre los presidiarios unos 3,000 se consideran desamparados, y según declaró la capitana Paula Tokar del Population Management Bureau del LASD a KPCC intuyen que el número está aumentando.

Para mejorar la calidad de los datos recopilados, además, los voluntarios han expandido la clase de preguntas demográficas que realizarán las personas hogar, incluyendo la posibilidad de que se identifiquen como transgénero o sin género, la consideración de si han sufrido violencia doméstica y la cuestión de si poseer mascotas les ha impedido acceder a los albergues.

El condado de Orange, por su parte, ha enviado previamente a varios trabajadores en los helicópteros del Sheriff equipados con sensores térmicos, para poder detectar la presencia de personas en lugares de difícil acceso y así saber a dónde enviar a los voluntarios. “Tienes ríos, barrancos, parques, colinas, muchas cosas diferentes, y queríamos estar seguros de identificar dónde duerme todo el mundo”, declaró Karen Williams, CEO de la ONG que realiza el censo.

Además, el condado cambiará del soporte en papel al uso de tablets, y especificará el número de desamparados por ciudad en lugar de solo el total del condado. Su censo tendrá lugar el día 28 de enero.

El condado de Riverside hará un conteo de una sola noche el día 24, mientras que el condado de San Bernardino ha planeado su censo de desamparados para el día 26.