El estado de EEUU donde quieren legalizar atropellar a un manifestante

Siempre y cuando el motorista lo haga de manera "no intencional"

Cientos de manifestantes ocuparon el sitio de construcción en Dakota del Norte.
Cientos de manifestantes ocuparon el sitio de construcción en Dakota del Norte.
Foto: Getty Images

El año pasado, cientos de activistas opuestos al proyecto valorado en $3,800 millones del Dakota Access Pipeline, ocuparon el espacio donde se pretendía realizar la construcción del oleoducto en Dakota del Norte.

Estos soportaron semanas de hostigamientos por parte de guardias de seguridad y de clima extremadamente helado. Pero soportaron.

Incluso, para que la tribu Standing Rock Sioux y sus simpantizantes lograran la victoriosa suspensión del proyecto en 2016 por el presidente Barack Obama, tuvieron que bloquear calles para evitar que pasaran empleados de la constructora encargada de avivar el proyecto.

Era de la única manera que iban a lograr algún cambio, aseguraron los manifestantes.

Pero ahora, un legislador de Dakota del Norte busca la manera para que sea un poco más difícil protestar en ese estado.

Un proyecto de ley presentado en la Cámara de Representantes por el republicano Keith Kempenich busca hacer legal atropellar a un manifestante si es que éste se encuentra obstruyendo el paso vehicular y si el motorista lo hace de manera no intencional.

El SB 1203 permanece en el comité, pero surge durante un momento en la historia de Estados Unidos donde casi a diario se dan protestas en todo rincón del país —no se diga ante la presidencia de Donald Trump.

Kempenich asegura que introdujo la legislación como aseguranza para aquellos conductores que terminarían siendo acusados por los manifestantes si algo les llega a pasar. Según él, sus familiares fueron bloqueados y rodeados por manifestantes de Standing Rock.

Su intención no es prohibir la libertad de expresión, asegura, sino librar de la culpabilidad a aquellos motoristas que se ven involucrados en ellas sin quererlo.

“Lo que efectivamente hace es permitir a la gente potencialmente asesinar a otro ser humano simplemente porque está parado en un camino público con una pancarta”, dijo Dallas Goldtooth, activista de la Red Ambiental de Indígenas, al Los Angeles Times.

“Los que están en el poder están siendo desafiados —ya sea Black Lives Matter, resistencia indígena, la lucha de Fight for 15, o los derechos de las mujeres”, aseguró. “Ese desafío causa mucho miedo”.