Pence asegura que “Obamacare” tiene los días contados, pero republicanos no logran consenso

No hay consenso en el Partido Republicano sobre cómo reemplazar “Obamacare” sin perjudicar a los 20 millones de estadounidenses que ahora tienen cobertura médica gracias a ese plan
Pence asegura que “Obamacare” tiene los días contados, pero republicanos no logran consenso
Sin el actual sistema de seguro, millones de personas se quedarán sin cobertura.
Foto: GETTY IMAGES

WASHINGTON.- Anticipando que “Obamacare” tiene los días contados, el vicepresidente, Mike Pence, aseguró este viernes que el Congreso agilizará sus pasos para poner fin a la “pesadilla” de ese plan de salud, aún cuando su partido sigue dividido sobre el tema.

Pence acompañó hoy al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, a un acto político en centro de distribución en Janesville (Wisconsin), donde aseguró a más de un centenar de empleados que los republicanos reemplazarán “Obamacare” con algo que “realmente funcione”.

“Permítanme hacerles una promesa: la pesadilla de “Obamacare” ya va a terminar”, afirmó Pence, reiterando la promesa con la que el binomio Trump-Pence ganó la Casa Blanca en noviembre pasado.

En un encuentro paralelo con líderes empresariales de “Blain´s Farm & Fleet” Pence argumentó que “Obamacare” ha sido una “intrusión” en el sector privado y ha causado la eliminación de empleos, por lo que la Administración lo reemplazará con un plan que reduzca los costos de los seguros médicos sin inflar la burocracia federal.

Por estos días, Pence ha destacado los logros del presidente Donald Trump, rechazando las críticas de que su gobierno está enfrascado en luchas internas entre moderados y ultraconservadores.

El objetivo de los republicanos en ambas cámaras del Congreso es someter a votación sus respectivos planes antes de fin de este mes.

Solo que no hay consenso en el Partido Republicano sobre cómo reemplazar “Obamacare” –parte clave del legado de la Administración Obama- sin perjudicar a los 20 millones de estadounidenses que ahora tienen cobertura médica gracias a ese plan.

El partido se encuentra dividido en torno al contenido, costo y calendario de implementación del plan que eventualmente logre reemplazar a la reforma de salud de 2010.

Los republicanos han propuesto, entre otras ideas, frenar la expansión del programa de “Medicaid” para gente pobre, imponer límites a la cobertura médica, y ofrecer créditos tributarios para la compra de seguros.

Misterioso paradero

El senador republicano de Kentucky, Rand Paul, se quejó hoy nuevamente del “secretismo” con el que líderes de su bancada están negociando los pormenores del reemplazo de “Obamacare”, un día después de que intentara infructuosamente revisar el plan en ciernes.

Como si se tratase de jugar al “escondite”, Paul se mofó de la falta de transparencia de su bancada para mostrar el contenido del borrador.

Cuando Paul intentó ayer sacar copia de un borrador que elaboran los republicanos de la Cámara Baja, éste ya no estaba disponible en el salón del Capitolio donde presuntamente se podía revisar.

Al final, Paul no tuvo acceso al documento y en una rueda de prensa se quejó de la falta de transparencia de su bancada.

Cuando “Obamacare” se aprobó en 2010, los demócratas también pusieron trabas para revisar esa reforma de salud y el Partido Republicano “no debería actuar de igual manera… se está tratando como si fuera un secreto nacional”, se quejó Paul.

El senador es uno de varios conservadores, incluyendo los senadores de Texas, Ted Cruz, y de Utah, Mike Lee, que exigen una completa anulación de “Obamacare”, por los que se oponen a que el nuevo plan sea, con algunas excepciones, algo similar al plan actual.

El Comité de Energía y Comercio de la Cámara Baja prevé un voto preliminar su legislación para eliminar “Obamacare” tan pronto como el próximo miércoles.