Motín en penal de Nuevo León deja seis reos heridos

Se agrava la crisis de penales en la entidad
Motín en penal de Nuevo León deja seis reos heridos
Protesta de reos se salió de control
Foto: Agencia Reforma

Nuevo León, México  – Un motín de 600 reos en el Cereso de Cadereyta, con un saldo de seis internos y dos policías estatales heridos, encendió la alarma y acrecentó la crisis de los penales en Nuevo León.

Inconformes por revisiones más estrictas, de acuerdo con el Gobierno estatal, los internos realizaron una protesta en el patio del reclusorio de máxima seguridad, lo que derivó en un enfrentamiento con custodios.

Aldo Fasci, vocero estatal de seguridad, calificó el hecho como una protesta y una agresión de los internos a los oficiales.

Informó que el motín inició alrededor de las 17:30 horas, cuando 600 internos de las tres áreas de alta peligrosidad se manifestaron en el patio en contra de las revisiones y el uso de tecnología no invasiva –los rayos x-, con la que se ha detectado droga en los cuerpos de mujeres que visitan el reclusorio.

Para evitar el acceso de policías al patio, los presos bloquearon tres pasillos con colchones incendiados.

El 11 de febrero y el 1 de junio de 2016 motines en el Penal del Topo Chico cobraron 52 vidas.

Y este año, el 14 de marzo, se difundieron videos en redes sociales de reos del Cereso de Apodaca abusando de otros internos de manera física, verbal y hasta sexual.