Dreamers quieren visitar México a pesar de la era Trump

Muestran interés por ver a sus familias, mirar los paisajes, respirar los olores mexicanos más allá de las historias que cuentan sus padres
Dreamers quieren visitar México a pesar de la era Trump
Dreamers
Foto: Ciro Cesar/La Opinion

MÉXICO – El plan es tentador. A través del permiso de residencia legal que otorga DACA a jóvenes que emigraron a Estados Unidos cuando eran niños, ahora pueden visitar su país de origen y  sobre el que apenas tiene memoria, para ver a sus familias, mirar los paisajes, respirar los olores mexicanos más allá de las historias que cuentan sus padres.

Así ha ocurrido en el último lustro en el que cientos de “dreamers” han sido invitados por las autoridades mexicanas o convencidos por académicos de ambos países, pero este año es diferente: la Era Trump ha comenzado.

“El presidente puede despertarse a las 3:00 de la mañana y mandar un twitt diciendo que se acabó DACA”, recuerda el profesor Armando Vázquez Ramos, director del Centro de Estudios California México y catedrático de la Universidad Estatal de California (CalState).

Aún peor es que el permiso de reingreso a Estados Unidos depende del criterio de los oficiales de migración estadounidenses, según lo especifica la propia ley que ha permitido a los muchachos viajar “bajo su propio riesgo” de quedar a criterio, el humor, la sensibilidad del funcionario.

“Definitivamente hay más preocupación y miedo pero nosotros ahora tenemos más de 100 muchachos que han aplicado para el próximo verano y mínimo vamos a traer a 50”, advierte Vázquez Ramos, quien ha traido en los últimos años a 120 dreamers que financian el viaje con sus propios recursos a cambio de cursos, seminarios y programas de introducción a México y ver a los suyos.

“Ahora los estudiantes están haciendo preguntas  sobre las medidas que vamos a tomar y qué garantía vamos a tomar. La idea es tomar las precauciones necesarias y que las autoridades lleguen a un tipo de acuerdo: hasta ahora tenemos 100% de regreso con algunas estrategias como regresar en grupo y con apoyo de congresistas y autoridades de ambos gobiernos”.

En fechas recientes más de 500 directivos de universidades de Estados Unidos han firmado una carta solidaria para mantener el programa de DACA y Trump ha dicho que “le gustan esos chicos” y hasta ahora no hay cambio para los jóvenes que logren aplicar bajo los requisitos de ley, pero nada es seguro.

El grupo de CalState que permanecerá en México durante 21 días (del 1 al 21 de agosto próximo) estará en la última semana en la ciudad de Tijuana para tomar un seminario sobre migración y de ahí cruzarán por tierra de regreso a Estados Unidos acompañados de funcionarios consulares y abogados mexicanos y estadounidenses que apoyan su causa. “Los jóvenes van a regresar y van a fortalecer su confianza”, advierte Ramos.