El secretario de la Corte Superior de Orange que pagaba sus viajes de lujo con sobornos

Obtuvo más de $250,000 en sobornos durante su tiempo como secretario en la corte de Orange
El secretario de la Corte Superior de Orange que pagaba sus viajes de lujo con sobornos
Foto: Johan Ordonez / Getty Images

Viajaba al extranjero, se aventaba viajes continuos a Las Vegas y sus pertenencias rebuznaban demasiado lujo para ser de un simple secretario de la Corte Superior del condado de Orange.

No obstante, sí lo era, pero a su vez canjeaba cheques de hasta $8,000 que le eran entregados como sobornos por desaparecer cuantiosos casos que jamás vieron su debido proceso en el tribunal.

José López, alias “Primo”, “Joe” y “Junior” era parte de una red criminal que fungía desde el corazón del sistema judicial, y se encargaba de modificar casos de cientos de personas que enfrentaban cargos criminales, y hasta por multas de tránsito.

El pasado 29 de marzo este latino se declaró culpable de múltiples cargos de corrupción, admitiendo así que obtuvo más de $250,000 en sobornos durante su tiempo como secretario en la corte de Orange.

En total, “resolvió” de manera ilícita 1,034 casos:

  • 69 acusaciones de DUI
  • 160 casos por delitos menores
  • 805 infracciones de tránsito

Bajo un acuerdo con el Departamento de Justicia de California éste se declaró culpable, siendo el último implicado en una red ilícita en la cual al menos otras once personas fueron inculpadas.

El resto de los implicados fungían como intermediarios, quienes contactaban a las personas con casos pendientes sobre el trabajo que podía hacer López: modificar su caso, indicando que estos se habían declarado culpable del crimen, que ya habían pagado sus multas o que ya habían cumplido su sentencia con servicio comunitario.

Esto lo hacía a cambio de cientos o miles de dólares.

López operó de esta manera por al menos cinco años hasta que en 2015 la corte se dio cuenta de su actividad criminal. Pero no solo fueron él y los otros involucrados quienes sufrieron a consecuencia de “limpiar” historiales, sino quienes pagaron. A raíz del descubrimiento de sus fechorías, el Departamento de Justicia reabrió los cientos de casos que López ya había “cerrado”.

El hombre enfrenta hasta 20 años en una prisión máxima. Se programó su sentencia para septiembre de este año.