Empresas de Trump no siempre “Compra americano, Contrata americanos”

Desde 2001 empresas de la familia Trump han contratado 1.371 trabajadores con visa de extranjeros

Guía de Regalos

Empresas de Trump no siempre “Compra americano, Contrata americanos”
La medida anunciada hoy contradice las actividades de contratación de todas la empresas de Donald Trump
Foto: Saul Loeb / Getty Images

El presidente Donald Trump promovió este martes su nueva política de “compre americano, contrate americanos”, sin embargo varias empresas de su familia no siempre han seguido esa promesa.

Luego de recorrer una planta de herramientas Snap-On en Wisconsin el martes por la tarde, Trump firmó una orden ejecutiva que promueve la contratación de trabajadores estadounidense por parte de empresas en Estados Unidos.

La medida tiene como objetivo hacer que sea más difícil para las empresas en este país contratar trabajadores extranjeros, principalmente usando el programa de visas H-1B, del cual se han favorecido por años las empresas de tecnología y ciencia en todo el país.

La orden ejecutiva presentada esta tarde también dispone que se haga una revisión exhaustiva de este tipo de visas por parte de empresas que contraten con el gobierno.

“Estamos enviando una señal poderosa para el mundo. Vamos a proteger a nuestros trabajadores, defender nuestros puestos de trabajo y, finalmente, poner en primer lugar a los Estados Unidos”, dijo Trump este martes.

Estoy orgulloso de anunciar estas nuevas medidas para cumplir con mi promesa de “Compra Americano, Contrata Americanos” añadió Trump ante la multitud.

Sin embargo para las empresas propiedad de Trump y sus familiares estas reglas no parecen aplicar.

Negocios en propiedad de Trump y sus hijos han contratado 1.371 trabajadores con visa de extranjeros desde 2001, según un reporte de CNN. Además, la firma de bienes raíces de Trump ha recaudado al menos $50 millones de dólares en inversiones del extranjero a través de programas que han dado acceso a “green cards” para cientos de inversionistas.

Visas H-1B

En sus actividades empresariales, las empresas de Trump han recibido 283 visas H-1B desde 2001. Los visados para empleados áltamente calificados han sido utilizados inumerables veces por Trump Models, Trump Model Management, Mar-a-Lago, Trump Corporation así como las empresas asociadas con sus hoteles y centros turísticos.

La misma Melania Trump utilizó la visa H-1B para trabajar como modelo en los EE.UU., antes de que se le concedió una “green card”, de acuerdo con una carta publicada por su abogado el año pasado.

Visas H-2B

Por su parte las empresas de Trump han recibido 1.024 visas H-2B desde el año 2000, de acuerdo con una revisión de los registros laborales. Esos visados han ido a conseguir trabajadores para su Club de Mar-a-Lago, Júpiter Gold Club, Lamington Granja y el Trump National Golf Club para trabajos como cocineros, camareros y empleados de servicio y mantenimiento. 

De igual forma los viñedos Trump, propiedad Eric, hijo del presidente, también ha usado extensamente el programa de trabajadores extranjeros a través del programa de visas H-2A, que se aplica de igual forma a los trabajadores agrícolas.

Trump ha defendido su pasado en el tema diciendo que es “muy, muy duro” encontrar trabajadores para cubrir los puestos de trabajo, explicó en marzo pasado durante uno de los debates presidenciales.

Irónicamente para todas las visas que han utilizado los negocios de Trump, los empleadores estaban obligados a establecer que no había trabajadores estadounidenses calificados para llenar esas posiciones y que la contratación de los trabajadores extranjeros no afectarían los salarios de los trabajadores estadounidenses.

Reportes de NBC News encontraron que los envíos de vestidos hechos en China por la marca de la hija de Trump, Ivanka siguen llegando a las tiendas de Estados Unidos desde que su papa asumió la presidencia. Incluso hoy se conoció que Ivanka Trump, recibió el registro de tres de sus marcas para poder vender, comercializar y fabricar en China.

Vuelve a quedar en duda el doble discurso del presidente. Por un lado la orden ejecutiva dice promover a las empresas estadounidenses a invertir más dinero en el país así como la creación de más empleos para sus ciudadanos, sin embargo esto no parece aplicar para las empresas del presidente.