Niños de San Marino registran niveles elevados de plomo en la sangre

También se registraron casos en Rosemead y en el centro y sur de Los Ángeles
Sigue a La Opinión en Facebook
Niños de San Marino registran niveles elevados de plomo en la sangre
Niño jugando.
Foto: Shutterstock

De acuerdo a estudios realizados entre 2011-2015, más de 17% de los niños pequeños que residen en la afluente ciudad de San Marino registran niveles elevados de plomo en la sangre, lo cual ha llevado a las autoridades locales a declarar una emergencia de salud pública.

En comparación, durante el apogeo de la crisis de contaminación de agua en la ciudad de Flint, Michigan, 5% de los niños registraron niveles elevados de plomo en la sangre.

Esta información sale a la luz a través de la agencia noticiera Reuters, mediante la recopilación de datos obtenidos del Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles. Según el reporte, las grandes viviendas de San Marino —con un promedio de valor de $2.9 millones- probablemente son la fuente principal del contaminante. El 80% de estas casas fueron construidas antes de 1960. El uso del plomo en las pinturas domésticas, sin embargo, no fue prohibido hasta 1978.

Incluso, ya que la ciudad de San Marino es hogar de una considerable población de ascendencia china, otra posible fuente de plomo podrían ser productos importados de ese país, incluyendo juguetes, cerámica, medicinas y alimentos.

Como respuesta al reporte, funcionarios de la ciudad han pedido que se realicen pruebas de presencia de plomo en todas las fuentes de agua escolares y la tubería de la ciudad. También pidieron realizar medidas para reducir los niveles de plomo, además de recomendar no utilizar productos chinos.

Aparte de San Marino, los estudios también registraron niveles elevados de plomo en la sangre de niños en otras zonas del condado de Los Ángeles. En partes de la ciudad de Rosemead, 16% de los niños con menos de 6 años tienen niveles elevados de plomo en la sangre, así como 10% de los niños en el sur y centro de la ciudad de Los Ángeles.

Los residentes del sur y este de Los Ángeles han lidiado por años con contaminantes. La planta recicladora de baterías Exide, en la ciudad de Vernon, por ejemplo, envenenó a casi todos los hogares y casas a su alrededor durante décadas.

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, no existe nivel seguro de plomo para los niños. Hasta una pequeña cantidad puede afectar su desarrollo físico y cognitivo


NOTAS RELACIONADAS