¿Cómo le hizo Long Beach para reducir la cantidad de desamparados por 21%?

¿Se podrían aplicar los mismos métodos al resto del condado?
¿Cómo le hizo Long Beach para reducir la cantidad de desamparados por 21%?
Dos voluntarios participan en el conteo de personas desamparadas en 2015.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Mientras que la cantidad de personas desamparadas en Los Ángeles está en aumento, lo contrario sucede en la ciudad de Long Beach.

La ciudad hizo público su conteo bianual de personas desamparadas esta semana, en el cual se indica que la población de personas sin hogar en Long Beach ha caído de 2,345 en 2015 a 1,843.

Este conteo se realizó en enero con la ayuda de 400 voluntarios, quienes recorrieron las 52 millas cuadradas de la ciudad para cerciorarse de incluir a toda persona sin hogar.

En el condado de Los Ángeles—al cual pertenece la ciudad de Long Beach— 33,000 personas viven en autos y tiendas de campaña. Encima de eso, 11,000 personas desamparadas viven en albergues. De acuerdo al conteo del condado, hubo un aumento de 5.7% en la cantidad de personas desamparadas desde 2015.

El martes, la ciudad de Long Beach dijo que la disminución se debe al incremento de viviendas permanentes, así como métodos de divulgación innovadores. En entrevista con la radioemisora KPCC, Kelly Colopy, directora del Departamento de Salud y Servicios Humanos, informó que la ciudad redobló la cantidad de viviendas para las personas desamparadas en los últimos dos años. En 2015, Long Beach proporcionaba 1,354 viviendas. Hoy en día, la ciudad ofrece 2,140.

La ciudad de Long Beach también expandió sus programas de asistencia de alquiler, tanto de corto como de larga plazo, y apartó $6 millones para proporcionar viviendas para veteranos y sus familias.

Además, Long Beach cambió sus métodos de divulgación. El Departamento de Salud y Servicios Humanos dividió las zonas de la ciudad con la mayoría de personas desamparadas en cuadrante y asignó un oficial de enlace a cada uno.

“A veces salimos y hablamos con una persona cinco, seis, 10 u 11 veces antes de que dijera que está lista para recibir ayuda”, explicó Colopy.

Según el informe, 141 personas (aproximadamente 8%) desamparadas en la ciudad de Long Beach son menores de edad. Entre los adultos, 451 (24%) padecen de una enfermedad mental, y 141 (aproximadamente 8%) han sufrido violencia domestica.


NOTAS RELACIONADAS