HRW: Indiferencia “sistémica” de ICE pone en peligro mortal a inmigrantes detenidos

Alertan por negligencias en atención médica que puede tener conscuencias fatales

Guía de Regalos

HRW: Indiferencia “sistémica” de ICE pone en peligro mortal a inmigrantes detenidos
El informe detalla violaciones a derechos humanos en detención de inmigrantes.
Foto: HRW.org

WASHINGTON.- La “indiferencia sistémica” en los centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) contribuyó a la muerte de al menos siete inmigrantes entre 2012 y 2015, y pone en peligro mortal a los que allí continúan recluidos, denunció este lunes un informe de “Human Rights Watch” (HRW).

El informe de 104 páginas describe la pésima atención médica que reciben los inmigrantes indocumentados bajo custodia de ICE, y advierte de que la situación podría empeorar ante la nueva política migratoria de la administración de Donald Trump, si  no se toman medidas correctivas.

Las demoras o privación de atención médica, la falta de personal médico cualificado, y la negligencia para dar seguimiento a los síntomas de algunos de los detenidos son algunos de los “fallos sistémicos” destacados en el informe, elaborado por HRW con respaldo de “Community Initiatives for Visiting Immigrants in Confinement” (CIVIC).

Expertos médicos independientes, que a petición de HRW analizaron 18 casos de muerte en los centros de detención entre 2012 y 2015y los exámenes médicos de otra decena de detenidos, determinaron que la negligencia médica contribuyó a la muerte de siete de los casos.

La Administración Trump ha ordenado el recrudecimiento del combate contra la inmigración ilegal, y la expansión de los centros de detención. El Congreso ya ha autorizado fondos para 5,000 camas adicionales en los centros de detención este año, para un total de poco más de 40,000.

Muertes prevenibles

“Hubo personas en centros de detención inmigratoria que murieron innecesariamente durante la gestión de Barack Obama, aun cuando hubo intentos de implementar reformas”, apuntó Grace Meng, investigadora sénior sobre EE. UU. de HRW.

“El gobierno de Trump ya ha anunciado su intención de dar marcha atrás a reformas que fueron clave, y al mismo tiempo detener incluso a más inmigrantes, lo cual probablemente implicaría que más personas pudieran morir innecesariamente”, advirtió.

Así, el informe está acompañado de unvideo que resume algunos de los casos más graves destacados por los investigadores, incluyendo el de Ángel Rosa, que desarrolló gangrena y no tuvo acceso a un médico pese a sus repetidas solicitudes de atención médica.

Entre lágrimas, su esposa, Lorena Rosa, recordó cómo sus compañeros de celda tuvieron que “hacer bulla para que lleguen los guardias” a atender a su marido, quien se retorcía de dolor en el piso.  Rosa recibió atención de emergencia pero luego fue deportado a Guatemala.

Otro caso fue el del salvadoreño Raúl Ernesto Morales Ramos, quien falleció en abril de 2015 en el centro de detención en Adelanto, en California, por complicaciones del cáncer que desarrolló y que se le esparció ese año por falta de atención médica.

Según los expertos médicos, Morales Ramos había presentado síntomas de metástasis dos años antes de su muerte, pero éste no recibió la debida atención médica sino hasta un mes antes de morir.

Funcionarios de ICE en el centro de detención en el Condado Hudson, en Nueva Jersey, dijeron a “HRW”  que tienen enfermeras para revisar las solicitudes de atención médica y “todos son vistos en 24 horas”. Sin embargo, el expediente médico mostró que uno de los detenidos, que se quejaba de un dolor abdominal que no lo dejaba “ni caminar”, recibió atención hasta un mes después.

En otro caso, de un hombre que falleció en 2014, la propia investigación interna de ICE mostró que una enfermera vocacional intentó apuntar “de memoria” en el expediente los signos vitales del paciente cuatro semanas después de su muerte.

Graves consecuencias

En declaraciones a este diario, el psicólogo John Rubel, que examinó el caso de un detenido con esquizofrenia en Nueva York y que estuvo a punto de suicidarse, vaticinó que, si no se corrige la disfunción  actual, habrá un aumento en las tragedias en los centros de detención debido al “estrés de estar detenido sumado al historial de trauma”.

“Pienso que habrá un aumento en los suicidios, ya sea completados o en el número de detenidos bajo vigilancia de suicidio, por una inadecuada atención de salud mental. Es inmoral tener encerrada a gente que ya ha sufrido bastante, y sin la debida atención”, dijo Rubel.

Rubel trabajó 26 años con la Oficina de Prisiones del gobierno federal y  estuvo entre octubre de 2013 y noviembre de 2015 en el Centro de Detención Hutto, al noreste de Austin (Texas), que en su momento alojaba a más de 500 mujeres, muchas con trastornos mentales “significativos”. Pero Rubel renunció asqueado por las precarias condiciones y escasez de personal de las que fue testigo.

Se calcula que EEUU detiene a unos 40,000 inmigrantes por día, o más de 400,000 por año, a un costo anual de $2,000 millones.

Ante la advertencia de que el gobierno federal carece de mecanismos eficaces para vigilar y corregir los problemas en los centros de detención, el informe de HRW contiene decenas de recomendaciones para que ICE tome medidas correctivas.