Legisladores hispanos piden a Kelly despido de funcionaria de USCIS por nexos anti-inmigrantes

Aseguran que su nombramiento al cargo “es ofensivo, insensible, y maligno".

Legisladores hispanos piden a Kelly despido de funcionaria de USCIS por nexos anti-inmigrantes
El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, defiende las medidas policiales contra los inmigrantes indocumentados. Foto: María Peña/Impremedia
Foto: María Peña / Impremedia

WASHINGTON.- Varios líderes del Caucus Hispano del Congreso (CHC, en inglés) pidieron al secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, el despido de una funcionaria de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) por sus presuntos vínculos con grupos anti-inmigrantes, en unos momentos en que la Administración arrecia su lucha contra la población indocumentada.

En una carta enviada ayer a Kelly, y difundida hoy, los legisladores demócratas afirmaron que Julie Kirchner es la menos indicada para el puesto de “defensora del pueblo” (“ombudswoman”, en inglés) en la USCIS, porque ésta “ha hecho carrera con sus ataques a las comunidades inmigrantes”.

Su nombramiento al cargo “es ofensivo, insensible, y maligno. No creemos que una persona que ha pasado más de una década atacando a comunidades inmigrantes ahora trabajará con eficacia y consideración para avanzar los derechos de los inmigrantes”, se quejaron en la misiva.

Kelly anunció el nombramiento de Kirchner al cargo el pasado 2 de mayo, en  un comunicado en el que destacó, entre otros puntos de su carrera,  su trayectoria como directora ejecutiva de la conservadora Federación para una Reforma Migratoria Estadounidense (FAIR, en inglés), un grupo que apoya el combate a los inmigrantes indocumentados y una reducción de la inmigración legal.

Kirchner fue directora ejecutiva de FAIR entre octubre de 2005 y agosto de 2015. Posteriormente fue asesora en la campaña presidencial de Donald Trump, y luego fue contratada como asesora del director interino de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, en inglés), Kevin McAleenan.

La misión del “defensor del pueblo” en la USCIS es “mejorar la calidad de los servicios de ciudadanía e inmigración que se entregan al público al proveer asistencia en casos individuales”, además de hacer recomendaciones para mejorar los beneficios migratorios administrados por la agencia, según explicó Kelly.

“Como alguien que ha pasado su carrera satanizando a los inmigrantes y la inmigración, la señorita Kirchner no está calificada para esta posición. Le pedimos que reevalúe su nombramiento y la elimine del puesto de inmediato”, puntualizaron los legisladores.

La carta está firmada por la presidenta del CHC, Michelle Luján Grisham, y una decena de miembros de ese grupo legislativo pero, según observadores, es muy posible que su petición caiga en oídos sordos, dado el enfoque de “mano dura” de la política migratoria de la Administración Trump.

Además de FAIR, otros grupos ultraconservadores, como el Centro para Estudios de Inmigración (CIS, en inglés), han influido en la adopción de la nueva política de la Administración Trump para incrementar las operaciones de arresto y deportación de los inmigrantes indocumentados.

El CIS torpedeó la reforma migratoria que aprobó el Senado en 2013 y que jamás se debatió en la Cámara de Representantes.

De la lista de 79 “deseos” que presentó CIS a la Administración, más de una decena fueron adoptados, incluyendo el combate a “ciudades santuario”, la reactivación del programa “287g”, el restablecimiento de “Comunidades Seguras”, y un incremento de las deportaciones expeditas, entre otros.