Santa Ana pretende ofrecer abogados a indocumentados en peligro de deportación

Recientemente la segunda ciudad con más indocumentados en California se declaró ciudad "santuario"
Sigue a La Opinión en Facebook
Santa Ana pretende ofrecer abogados a indocumentados en peligro de deportación
La agenda de Trump es clara. Quieren deportar a cuantos inmigrantes sea posible.
Foto: Drew Angerer / Getty Images

Personas detenidas por agente de Migración que se enfrentan a la deportación no tienen derecho a un abogado designado por el gobierno, y el condado de Orange carece de una organización sin fines de lucro o abogado dedicado exclusivamente a proporcionar defensa legal para las personas en esa posición.

Por lo que ahora la ciudad de Santa Ana quiere tomar cartas en el asunto.

El martes el consejo municipal, en una votación de 4-2, dirigió al personal de la ciudad a indagar de qué manera se podría conseguir el monto necesario para armar una defensa legal que sea únicamente destinada a casos de deportaciones.

“Santa Ana sería la primera ciudad en el condado de Orange en proporcionar fondos públicos para la defensa legal de los inmigrantes “, dijo Sameer Ashar al OC Register, profesor clínico de derecho en la Facultad de Derecho de UC Irvine. “Santa Ana ha estado tomando medidas que realmente ninguna otra entidad en el condado ha sido lo suficientemente valiente como para tomar”.

La segunda ciudad más grande del condado de Orange en diciembre se convirtió en la primera en el condado en adoptar una ordenanza de santuario y eliminó su contrato con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la cárcel de Santa Ana.

Otra opción que persiguen los funcionarios de Santa Ana es establecer una autoridad conjunta con Anaheim u otras ciudades interesadas que pueda fortalecer su elegibilidad para una subvención de apoyo del Instituto Vera, que se ha asociado con la ciudad de Nueva York para brindar servicios de defensor público a los inmigrantes en procesos de remoción.

El Consulado de México en Santa Ana firmó un memorando de entendimiento con la Asociación Hispana de Abogados del condado de Orange en marzo, reforzando su capacidad para proporcionar consejería gratuita y de bajo costo y representación legal.

Aún está por verse de dónde surgirían los fondos adicionales. Según datos de la alcaldía, el contrato con ICE le significaba a la ciudad un ingreso mensual aproximado de 340,000 de dólares. Ahora no contarán con ese apoyo. Además, está la constante amenaza por parte de la Administración de Trump de retirar subsidios federales a ciudades “santuario” por no acatar con las leyes migratorias federales.

Al menos el 78 por ciento de habitantes de la ciudad se identifican como hispanos, según datos de la Oficina del Censo.