La ciudad Santuario de Santa Ana preparada para enfrentar recortes de Trump

Confían en su reserva de fondos y las acciones legales que emprenderán contra el nuevo gobierno
Sigue a La Opinión en Facebook
La ciudad Santuario de Santa Ana preparada para enfrentar recortes de Trump
Santa Ana se declaró oficialmente ciudad santuario el 17 de enero con el voto unánime a favor de los concejales.
Foto: Santa Ana BHC/Twitter

El Concejo de la ciudad de Santa Ana está listo para hacer frente a la suspensión de fondos federales decretada por el presidente Donald Trump a las ciudades que como Santa Ana se han declarado un santuario para sus inmigrantes.

“Nosotros estamos preparados con una buena reserva y decididos a defendernos legalmente”, dijo a La Opinión el concejal Sal Tinajero quien junto con el concejal Juan Villegas impulsó una resolución para que Santa Ana se convirtiera en Ciudad Santuario.

Santa Ana se hizo Santuario apenas el 17 de enero con el voto de sus concejales, una propuesta que fue presentada tras el triunfo de Trump en las elecciones de noviembre.

Nosotros ya lo dijimos: no vamos a trabajar con los federales para deportar gente”, enfatizó Tinajero.

Pero, ¿cómo lidiarán con la suspensión de fondos federales? “Primero, debo decir que tenemos una reserva de 41 millones de dólares para por lo menos mantener un nivel de servicios básicos; y también emprenderemos acciones legales de defensa”, anotó.

Tinajero precisó que aunque Trump quiera, no puede suspender fondos los dos primeros años de su gobierno porque esas son partidas federales ya votadas y asignadas. “Los dos siguientes años que le quedan a su gobierno, susistiríamos con nuestras reservas al tiempo que demandamos por la vía legal porque no nos vamos a quedar de brazos cruzados. Vamos a preparar demandas”, sostuvo.

El concejal lamentó mucho que un presidente quien ha declarado que le importa mucho la seguridad, no tome en cuenta que un recorte a las ciudades santuario afectaría antes que a nadie a los policías locales.

“¿Está o no a favor de la seguridad? cuestionó. “Trump es un presidente que se está dejando llevar por sus emociones y no calcula el lado negativo de sus órdenes”, criticó.

Santa Ana es la segunda ciudad más poblada del condado de Orange. Localizada al sur de Los Ángeles, tiene alrededor de 330,000 habitantes, la mayoría de origen hispano.