De la Hoya invita a fans del boxeo a no ver la pelea Mayweather-McGregor

El Golden Boy explicó sus razones en una extensa carta abierta dirigida a los fanáticos del deporte de los puños
De la Hoya invita a fans del boxeo a no ver la pelea Mayweather-McGregor
De la Hoya es una de las voces más respetadas en el mundo del boxeo.
Foto: Imago7

A Óscar de la Hoya no le hace gracia el posible combate entre Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor.

Para el “Golden Boy”, quien es una de las figuras más importantes en la promoción del boxeo y una de las voces de mayor peso en el deporte de los puños, la supuesta pelea que podría darse entre el excampeón invícto Mayweather y el doble monarca del UFC McGregor es solo circo.

El chico de oro del Este de Los Ángeles se dirigió a los fanáticos del boxeo en una carta abierta, invitando a dar la espalda a lo que considera es una afrenta para el deporte de la dulce ciencia.

“A mis amigos aficionados de boxeo, escribo con la esperanza de que juntos podamos proteger el deporte del boxeo. Con cada día que pasa, parece cada vez más probable que el circo conocido como Floyd Mayweather vs Conor McGregor llegará en un futuro cercano. Mientras las peleas de respaldo comienzan a tomar forma, las comisiones atléticas dan sus bendiciones a cambio de millones de dólares y los combatientes empiezan a contar aún más dinero en efectivo, eventualmente quedará un grupo para que esta farsa no se produzca — nosotros, los fanáticos, que somos el alma de nuestro deporte”, escribió De la Hoya, quien teme que el terreno que ha ganado el boxeo desde el desastre que fue la Mayweather vs. Pacquiao, pueda perderse.

“Pero si pensaban que Mayweather-Pacquiao era un ojo morado para nuestro deporte, un enfrentamiento entre dos de los mejores boxeadores libra por libra que simplemente no produjeron, sólo esperen hasta que el mejor boxeador de una generación (Mayweather) desmantele a alguien que nunca ha boxeado competitivamente en ningún nivel, aficionado o profesional (McGregor). Nuestro deporte podría no recuperarse”, continúo De la Hoya.

El resto de la carta:

“Comprendo perfectamente la atracción inicial de cualquier fanático de los deportes de combate. McGregor es casi seguramente el mejor luchador de MMA libra por libra. Floyd es Floyd — el boxeador más dominante de su tiempo. Pero el éxito en un deporte no garantiza el éxito en otro. Lejos de ello. Y seamos claros, estos son dos deportes diferentes — desde el tamaño de los guantes de los peleadores, hasta el tamaño y la forma del ring, hasta el hecho de que un deporte permite a los combatientes utilizar sus piernas para golpear.

“Piénsalo, más allá de Bo Jackson y Deion Sanders, ¿qué otro atleta ha competido exitosamente en dos deportes en la era moderna? Y Jackson y Sanders ambos jugaron el béisbol y el football a través de sus carreras en la escuela secundaria y la universidad antes de convertirse en profesionales. Además, no es como si McGregor estaría peleando contra un buen boxeador, y mucho menos un mediocre. Estaría peleando contra lo mejor. Para usar un poco de una analogía extrema, soy un buen golfista. ¿Podría tener mi propio potencial en uno de los tours de segundo nivel? Tal vez. Pero, ¿podría competir con Rory McIlroy, Jordan Speith o Sergio García? Por supuesto no. Tampoco pensaría intentarlo.

“Ahora, sé que los críticos dirán que sólo estoy escribiendo esta carta porque mi compañía está promoviendo lo que será la culminación de un año de boxeo excepcional cuando Canelo Alvarez se enfrente a Gennady ‘GGG’ Golovkin en septiembre, y no quiero que nada distraiga la atención de esa pelea. Pero mi interés está en la salud del boxeo como un todo. Siempre lo ha sido. Y si Floyd saliera del retiro para enfrentar a alguien como Keith ‘One Time’ Thurman, Errol Spence o algún otro peso welter superior, no sólo aplaudiría la pelea, sino que sería el primero en línea para un boleto. Ese tipo de pelea es lo que los fans — y yo soy un fan primero — se merecen. Lo que me lleva de vuelta al circo.

“La motivación de Floyd y Conor es clara. Es dinero”, escribió De La Hoya. “De hecho, ni siquiera fingen que no lo es. Pero también es ignorar las consecuencias para cuando la pelea termina siendo el desastre que se predice. Después de esta pelea, ninguno de ellos nos necesitará más. Floyd volverá a retirarse — presumiblemente para siempre esta vez con otro pago de nueve cifras — y Conor volverá a la UFC. Es una situación ganadora para ellos. Es una situación perdedora para nosotros. Tendremos $100 menos y habremos desperdiciado otra oportunidad para traer el boxeo de vuelta al lugar que se merece como el deporte de los reyes. En este punto, sólo podemos cerrar el circo al dejar claro que no pagaremos para ver una pelea de pantomima y decirle a nuestros amigos fanáticos de ocasión que no deberían hacerlo tampoco”.

Sinceramente,

Oscar