En California buscan impedir que haya redadas migratorias en el trabajo

Se trata de la medida AB 450, la ley de protección de trabajadores inmigrantes

En California buscan impedir que haya redadas migratorias en el trabajo
Foto: John Moore / Getty Images

Aunque la última gran redada migratoria en California ocurrió hace casi una década, una medida que ya fue aprobada en la Asamblea estatal y ahora va hacia el Senado busca impedir que haya este tipo de operativos.

Se trata de la medida AB 450, la ley de protección de trabajadores inmigrantes, un proyecto de ley escrito por asambleísta David Chiu (D-San Francisco) que protege a los trabajadores de incursiones disruptivas en el lugar de trabajo. La AB 450 llega mientras se ha duplicado el número de arrestos de inmigrantes sin antecedentes en los primeros meses de 2017, y muchos defensores de los inmigrantes temen que las incursiones en el lugar de trabajo sean la próxima arma de las autoridades migratorias.

“En un ambiente de división y miedo, California debe continuar defendiendo a sus trabajadores, protegiendo sus valores, y asegurando que sus leyes protejan a todos nuestros residentes”, dijo el asambleísta Chiu, un hijo de inmigrantes y un exabogado de derechos civiles.

La AB 450 declara la determinación de California de proteger a nuestra economía y las personas que están trabajando arduamente para contribuir a nuestras comunidades y criar a sus familias con dignidad. Al mismo tiempo, el proyecto de ley ofrece a los empleadores claridad sobre qué hacer cuando los agentes de ICE se presentan a sus negocios con incursiones indiscriminadas”.

California no ha tenido una buena historia con incursiones en el lugar de trabajo. Las redadas pasadas ocurrieron bajo los auspicios de las órdenes de detención individual estrechas que el ICE utilizaba para cuestionar y detener a cada empleado en un lugar de trabajo, incluyendo a los ciudadanos y trabajadores estadounidenses que estaban legalmente en el país, violando sus derechos constitucionales básicos.

La última gran redada ocurrida en el estado fue en 2008, cuando agentes migratorios irrumpieron en la fábrica de cartuchos de tinta para impresoras Micro Solutions Enterprises en Van Nuys, en el Valle de San Fernando, y detuvieron a 130 trabajadores presuntamente indocumentados.

“Los trabajadores inmigrantes se están levantando para combatir la cultura del miedo y la intimidación que la administración Trump está tratando de crear”, dijo David huerta, Presidente del sindicato SEIU USWW en apoyo a la medida. “AB 450 es una parte crucial de nuestro plan para proteger los derechos de los trabajadores inmigrantes y defender los valores de justicia, apertura e inclusión de California”.

Por su parte, Art Pulaski, secretario ejecutivo-tesorero de la Federación Laboral de California, dijo que “los trabajadores inmigrantes no deberían tener que vivir con miedo en el trabajo. La AB 450 se basa en la orgullosa tradición californiana de proteger a todos los trabajadores”.

Las disposiciones específicas de AB 450 incluyen:

  • Proteger a los trabajadores de ser detenidos injustamente en su lugar de trabajo, requiriendo a los empleadores que soliciten una orden judicial antes de conceder el acceso de migración.
  • Evitar que los empleadores compartan información confidencial de los empleados, como un número de Seguro Social, sin una citación.
  • Requerir a los empleadores que notifiquen al Comisionado de Trabajo y al representante de los empleados de una redada. Los empleadores también deben notificar al Comisionado de Trabajo, empleados y representantes de empleados de una auditoria I-9.
  • Evitar que los empleadores tomen represalias contra los empleados que reportan reclamos laborales al permitir que los trabajadores que sean cruciales para una investigación de reclamo laboral recibir la certificación del Comisionado del Trabajo. Esta certificación protegería al trabajador y ayudaría a adjudicar con éxito las violaciones laborales.

A nivel nacional, hay reportes de agentes de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que descienden en un lugar de trabajo para redadas masivas de inmigrantes. La administración Trump ha pedido la contratación de 10,000 más agentes de ICE para agilizar las deportaciones. En California, los trabajadores han reportado que empleadores los amenazan con llamar a las autoridades de inmigración cuando intentan ejercer sus derechos a salarios mínimos, interrupciones de comida o actividades de organización que están protegidas por la ley de California, independientemente de su estatus.

Según el Instituto de Políticas Públicas de California, más de 2.6 millones de inmigrantes indocumentados residen en California. Los trabajadores indocumentados componen el 45 por ciento de la mano de obra agrícola de California y el 21 por ciento de la construcción. De hecho, casi 1 de cada 10 trabajadores en California es indocumentado.

La ley de protección de trabajadores inmigrantes es patrocinada por SEIU California y la Federación de trabajo de California y coautora por el senador estatal Scott Wiener (D-San Francisco) y los asambleístas Phil Ting (D-San Francisco), Rob Bont (D-Oakland), y Miguel Santiago (D-los Ángeles).