Editorial: El TPS es justo y necesario

Esta categoría se otorga a los países que pasan un conflicto civil o un desastre natural y, si bien es temporal, se renueva cada 18 meses.
Sigue a La Opinión en Facebook
Editorial: El TPS es justo y necesario
Piden que Trump deje intacto el “Estatus de Protección Temporal”
Foto: Getty Images

La Protección contra la Deportación (TPS) que permite la estadía de cientos de miles de personas corre peligro. Este es uno de los temas a los que hay que garantizar una estabilidad para que las naciones centroamericanas puedan superar sus dificultades.

Es preocupante el mensaje dado recientemente por el Departamento de Seguridad Interna al renovar recientemente la estadía a más de 58,000 haitianos por seis meses. Las autoridades les aconsejaron que durante ese período vayan preparando sus asuntos para regresar a Haití.

Sin lugar a dudas esto es parte de la política de inmigración de la administración Trump basada en deportaciones a todo costo.

Es imposible creer el argumento estadounidense de que la situación en la isla “ha mejorado sustancialmente”, o que la “economía continúa recuperándose y creciendo”.

Tampoco puede decirse que una importante la reducción de gente en los campamentos de refugiados sea un signo de que uno de los países más pobres del mundo esté preparado para recibir decenas de miles de personas que no tendrán empleo ni dónde vivir.

Si algo se necesita en Puerto Príncipe son las remesas de quienes están en nuestro país.

Hay 10 países que tienen acogidos al TPS, entre ellos están El Salvador, Honduras, Nicaragua, Siria, Sudán, y Yemen, además de Haití. Esta categoría se otorga a los países que pasan un conflicto civil o un desastre natural y, si bien es temporal, se renueva cada 18 meses.

El próximo jueves y viernes se realiza en Miami la Conferencia de Prosperidad y Seguridad en la participarán los presidentes de El Salvador, Guatemala y Honduras y el vicepresidente de Estado Unidos entre altos funcionarios y empresarios de Norte y Centroamérica. La reunión fue organizada por Estados Unidos y México para hallar una manera de detener la emigración centroamericana que huye hacia el norte escapando de la violencia y pobreza.

Creemos que es el sitio para que Estados Unidos se comprometa a que renovará, tal como lo ido haciendo,  cuando llegue el momento el TPS para las naciones centroamericanas.

Esta es una manera concreta de dar una tranquilidad a estos países para no vivan bajo la sombra de una amenaza desestabilizadora como lo sería el regreso de 190,000 salvadoreños, cerca de 57,000 hondureños y unos 6,000 nicaragüenses. Los guatemaltecos no están protegidos por el TPS pero es necesario darle a su gobierno la tranquilidad de que no habrá deportación masiva.

Lo ideal sería dar un camino hacia la residencia a las personas que por  décadas llevan una vida honesta y trabajadora en Estados Unidos.

Como esto no ocurrirá en un futuro cercano, garantizar la continuación del TPS es un paso concreto que ayudará a lograr la meta de todos: Una región con crecimiento económico en un ambiente de seguridad en donde no sea vea la necesidad de emigrar.