Dueños de inmuebles en Los Ángeles demandan al servicio de retiro de basura

Los demandantes argumentan que el nuevo sistema constituye un impuesto ilegal
Dueños de inmuebles en Los Ángeles demandan al servicio de retiro de basura
El concejal Curren Price Jr. (izq.) y Enrique Zaldívar, del departamento de sanidad, develaron el logo de recycLA
Foto: Jacqueline García / La Opinión

Un grupo de dueños de apartamentos y edificios, en conjunto con la Asociación de Propietarios de Apartamentos de California, presentó una demanda contra el servicio de retiro de residuos de Los Ángeles el jueves.

Los demandantes argumentan que el nuevo sistema, que está pautado para entrar en vigor el primero de julio, constituye un impuesto ilegal debido al aumento de tarifas que puede conllevar.

Bajo el programa “recycLA”—que antes se llamaba sistema Zero Waste LA—siete empresas manejarán aproximadamente $3.5 mil millones en transporte de residuos comerciales en Los Ángeles. Cada una de las empresas será asignada como único transportista de basura para sitios comerciales y complejos multifamiliares en una o más de las 11 zonas de la ciudad.

Funcionarios de la ciudad dijeron que el nuevo sistema resultará en una mayor tasa de desvío de vertederos al poner el reciclaje a disposición de muchos edificios que no lo tienen, así como hacer tarifas más justas y más predecibles para los clientes.

Los contrincantes han argumentado que el sistema causará un aumento en las tasas de transporte, ya que los propietarios ya no podrán contratar a la empresa que ofrece los mejores precios.

La queja que busca un mandato judicial para detener el posible aumento de las tarifas constituye un impuesto ilegal que no fue aprobado por los votantes.

“Los demandantes afirman que la ciudad de Los Ángeles violó la ley de California, artículo XIII secciones 8 y 9, también conocidas como Propuesta 218, al aumentar la cuota de franquicia y crear otros impuestos ilegales sin el voto de la gente “, dijo David Hernández, un abogado que representa a los demandantes.

“En lugar de colocarlo en la boleta para ser votado por el pueblo, los miembros del ayuntamiento se encargaron de implmentar este dramático cambio en cómo se recolecta la basura comercial y, con ello, un aumento de honorarios “, dijo.

Un portavoz del fiscal de la ciudad de Los Ángeles, Mike Feuer, no tuvo comentarios acerca de la queja.


NOTAS RELACIONADAS