Cinco claves del decreto de Trump para restablecer algunas restricciones contra Cuba

Trump dio a conocer en Florida cambios a la política de EEUU respecto a viajes y comercio con Cuba
Cinco claves del decreto de Trump para restablecer algunas restricciones contra Cuba
Los cubanos siguen el discurso de Trump sobre cambios con Cuba.
Foto: AFP/Getty Images

MIAMI.- Respondiendo al apoyo del exilio cubano en 2016, el presidente Donald Trump firmó este viernes en La Pequeña Habana un decreto que revierte algunas de las medidas de la Administración Obama para flexibilizar los viajes y el comercio hacia Cuba, como medida de presión para lograr un cambio democrático en la isla.

Los cambios, que se implementarán una vez que los departamentos de Estado y del Tesoro elaboren sus respectivas regulaciones, prohíben que los estadounidenses organicen sus viajes individuales a Cuba, en el marco de los contactos de “pueblo a pueblo”, además de que tendrán que documentar sus gastos si participan en viajes en grupo.

Además, queda prohibido que los individuos y empresas de EEUU hagan negocios con empresas controladas por las Fuerzas Armadas de Cuba a través de su brazo comercial, Grupo de Administración Empresarial (GAESA), lo que prácticamente impide que los estadounidenses puedan contribuir al sector turístico en la isla.

El objetivo, según explicó Trump durante  un discurso en un emblemático teatro en La Pequeña Habana, será presionar a Cuba a que cese la represión de disidentes, respete los derechos humanos, y adopte reformas políticas y económicas.

A continuación, los cinco puntos clave del decreto, según una hoja de datos de la Casa Blanca:

  • Bloquea el acceso de GAESA a actividades económicas y transacciones por turismo, aunque permite que los individuos y empresas estadounidenses desarrollen vínculos comerciales con el incipiente sector privado en la isla.
  • Fortalece las restricciones de viaje por turismo, de manera que los estadounidenses no podrán hacer viajes individuales, y los viajes que no tengan fines académicos estarán limitados a grupos. Los cubanoamericanos podrán continuar visitando a sus famiiliares y enviándoles remesas.
  • Reafirma la vigencia del embargo de EEUU contra Cuba y se opone a las presiones de Naciones Unidas y otros foros internacionales por eliminarlo.
  • Pone la pelota en el techo de Cuba, al afirmar que las mejoras futuras en las relaciones bilaterales dependerán de la voluntad del gobierno cubano para mejorar la calidad de vida de su gente, incluyendo el respeto de los derechos humanos y la puesta en marcha de libertades políticas y económicas.
  • La directriz ordena que los departamentos de Comercio y del Tesoro inicien el proceso de emitir las nuevas regulaciones en 30 días, y los cambios entrarán en vigor cuando todas las regulaciones se hayan completado, lo que puede tomar varios meses.