La falla tectónica Raymond, poco conocida pero altamente peligrosa

La falla corre por debajo de Eagle Rock, Highland Park, Glassell Park, Pasadena, San Marino, Arcadia y Monrovia
La falla tectónica Raymond, poco conocida pero altamente peligrosa
En esta imagen, las areas de color azul indican la ubicación de la falla Raymond.
Foto: Cortesía de Estudio Geológico de California

Autoridades de California han trazado un nuevo tramo de una falla tectónica en el noreste de Los Ángeles, la cual tiene el potencial de producir graves daños en la zona metropolitana.

En 1988, un temblor con una magnitud de 4.9 en la ciudad de Pasadena dio a conocer la amenaza que la falla Raymond representa, tanto para los residentes de Los Ángeles como para los del Valle de San Gabriel. Pero según el ingeniero geotécnico Tim Dawson, la falla es capaz de mucho más.

En entrevista con Los Ángeles Times, Dawson dijo que la falla Raymond—la cual corre por debajo de South Pasadena, Pasadena, San Marino, Arcadia, Monrovia y East Pasadena—podría ocasionar un sismo con una magnitud de 7 en la escala de Richter.

Una falla es una grieta en la corteza terrestre. Generalmente, las fallas están asociadas con, o forman, los límites entre las placas tectónicas de la tierra. En una falla activa, las piezas de la corteza de la tierra a lo largo de la falla se mueven con el transcurrir del tiempo. El movimiento de estas rocas puede causar terremotos.

La falla Raymond ha sido conocida por expertos desde hace años atrás, y la mayoría de ella fue trazada por el estado en los años 70. El 15 de junio, sin embargo, el Estudio Geológico de California divulgó un mapa actualizado.

El cambio más significativo fue la extensión de la falla hacia el oeste, para ahora abarcar partes de Glassell Park, Eagle Rock y Highland Park. Un terremoto en la falla Raymond, por lo tanto, podría generar daños graves a nivel local, sobre todo si se revienta simultáneamente con la falla Hollywood.

El potencial de daños es especialmente pronunciado en los suburbios. La ciudad de Los Ángeles ha adoptado medidas para mitigar los riesgos vinculados a los sismos. Por ejemplo, en 1981, líderes de la ciudad exigieron que todo edificio de ladrillo sea derrumbado o reacondicionado de acuerdo a estrictas normativas antisísmicas, medida que fue aplicada a todo edificio de apartamentos a base de madera en 2015. Desde entonces, solo las ciudades de Santa Mónica y West Hollywood han seguido el ejemplo.

La mayoría de ciudades en el condado de Los Ángeles no han exigido el reacondicionamiento de complejos de apartamentos a base de manera, los cuales abundan en la zona. Dieciséis personas fallecieron cuando uno de ellos se derrumbó durante el terremoto de 1994 en Northridge.