FBI investiga a Bernie Sanders y a su esposa por supuesto fraude bancario

Bernie Sanders y su esposa contratan abogados para que los representen ante la denuncia presentada por el presidente de la campaña electoral de Trump en Vermont
FBI investiga a Bernie Sanders y a su esposa por supuesto fraude bancario
El senador Bernie Sanders y su esposa son investigados por el FBI.
Foto: MANDEL NGAN/AFP/Getty Images

El senador Bernie Sanders y su esposa Jane contrataron a destacados abogados defensores ante una investigación del FBI sobre un préstamo bancario que Jane Sanders obtuvo para expandir Burlington College mientras ella era su presidente, reporta CBS News.

Jeff Weaver, asesor de Sanders, dijo a CBS News que la pareja ha buscado protección legal ante la investigación de agentes federales, que se basa en una denuncia presentada en enero de 2016 que acusa a la esposa de Sanders, entonces presidenta de Burlington College, de distorsionar los niveles de donantes en una solicitud de préstamo por $10 millones a People’s United Bank para comprar 33 acres de tierra para la institución en 2010, y que fue reportada por primera vez en Politico Magazine.

Los fiscales también podrían estar investigando las acusaciones de que la oficina del senador Sanders instó inapropiadamente al banco a aprobar el préstamo.

El abogado de Burlington y partidario de Sanders, Rich Cassidy, fue contratado para representar al senador Sanders. Y el destacado abogado de defensa de Washington Larry Robbins, representa a Jane Sanders.

La solicitud de préstamo mencionada en la denuncia contra Jane Sanders, para la costosa adquisición de tierras para la universidad, fue citada en un comunicado de prensa de la propia universidad, cuando esta cerró en 2016.

Brady Toensing, la persona que presentó la denuncia ante la Fiscalía de Vermont, fue presidente de la campaña electoral de Trump en Vermont.

“Mi única esperanza es una investigación justa, imparcial y exhaustiva”, dijo Toensing.

El senador Sanders, exalcalde de Burlington, la ciudad más grande de Vermont, considera las denuncias como un juego político impuesto contra él después de su candidatura presidencial en las elecciones primarias de 2016, una campaña que transformó al senador de un pequeño estado en una voz influyente en la política de Estados Unidos.