Niño llega a hospital con fractura de brazo; muere en operación

Los padres del menor de 10 años interpusieron una demanda por negligencia médica
Sigue a La Opinión en Facebook
Niño llega a hospital con fractura de brazo; muere en operación
Médicos en cirugía
Foto: Shutterstock/Archivo

MÉXICO – Un niño de 10 años que llegó con fractura de brazo a un hospital en Guanajuato murió durante la cirugía, situación que fue considera por los padres del menor como una negligencia médica por lo que interpusieron una demanda ante el Ministerio Público.

Los hechos se registraron en la clínica 54 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Silao, Guanajuato, donde el pasado viernes ingresó Martín Jiroó Sánchez Hernández luego de sufrir lesiones al caer de un pasamanos en el parque.

Los médicos dijeron que tenía que ser sometido a un cirugía que programaron para el martes 4 de julio, pero a final la adelantaron para el domingo 2 de julio y tuvo un fatal desenlace.

Los médicos dieron dos versiones sobre la muerte del menor, una es que el menor era alérgico a algún medicamenteo, incluso a la anestesia; y la otra ofrecida por el director del hospital es que la muerte del pequeños de debió a una bacteria que contrajo en el quirófano, por lo que los familiares no quedaron conformes e interpusieron una demanda.

La familia del menor exige justicia y argumentan que el pequeño no recibió la atención indicada desde que ingresó al hospital, ya que la  doctora de nombre Sofía, lo maltrató físicamente y humilló a los padres por ser pobres.

“Mi mamá le pidió que comprendiera que al niño le dolía mucho su brazo, porque su codo se partió en cuatro partes, y la doctora le contestó con palabrerías, que éramos unos salados y pobres”, dijo Elena Sánchez, hermana del menor, según publica el sitio Zona Franca.

“Yo sé que no vamos a poder traer de regreso a mi hermanito, pero queremos que de alguna forma u otra se haga justicia, que se haga justicia, que pague quien tiene que pagar por negligencia médica”, agregó la hermana del pequeño Martín Jiroó.