¿Cómo me visto para el trabajo?

Nuevo reporte indica que, en la actualidad, el código de vestimenta es más relajado y casual que años atrás
Sigue a La Opinión en Facebook
¿Cómo me visto para el trabajo?
Cuando se trata de una entrevista de trabajo, se recomienda vestir de manera formal, con corbatas, saco o faldas y pantalones de vestir.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

Lejos quedaron los días en que los hombres iban a trabajar con traje, chaleco y corbata, y las mujeres debían llevar falda y medias largas. En la actualidad, con excepción de puestos gubernamentales y políticos, la mayoría de los empleados llevan ropa casual para ir a trabajar.

Según un reporte reciente de la firma de contrataciones Robert Half Finance & Accounting, el 74% de los directores de finanzas (CFO) entrevistados admitieron que en sus empresas existía un código de vestimenta bastante casual, mientras que sólo 16% reportó que en sus empresas el código de ropa era bastante formal. El 23% de los entrevistados dijeron que la “etiqueta” referente a la ropa se había relajado en los últimos años.

¿Traje formal o casual?

Vestirse de manera casual para ir a trabajar, o para una entrevista de empleo no implica usar un par de jeans viejos, o una camiseta con logos. El código de vestimenta varía según la ocupación y la empresa.

Los directivos entrevistados en la encuesta indicaron que el 61% de su personal llevaba vestimenta relativamente casual, esto es, pantalones del tipo Khaki, o pinzados y una camisa polo o un sweater. Según el reporte, el 21% de los trabajadores llevaba ropa relativamente formal, esto es, pantalones de vestir o falda y una camisa o blusa con botones. Sólo el 4% dijo que en su empresa los trabajadores llevaban trajes formales, que incluían corbatas. Mientras que el 13%, reportó que sus empleados vestían jeans con camisetas (T-shirt).

“Los lugares de trabajo están evolucionando, y con estos evolucionan las tendencias en materia de vestimenta”, indicó Paul McDonald, Director ejecutivo senior de Robert Half. “Los empleados prefieren una vestimenta más relajada. A su vez, el contar con un código casual puede ser un atractivo extra cuando se reclutan profesionales financieros y contadores”.

Por su parte, los empleados opinaron sobre el tipo de ropa que preferirían vestir, de poder elegir.

El 16% de los trabajadores dijo que preferían vestir ropa muy formal, de traje y corbata, opuesto al 20% que dijo preferir la ropa muy casual, de jeans y camiseta. El resto de los trabajadores encuestados dijo que preferían los empleos que requerían vestimenta relativamente formal o casual, con pantalones de vestir, pinzados o khakis, blusas, camisas de botones o polo.

Los trabajadores de entre 18 y 34 años dijeron preferir la ropa formal. El 59% de los trabajadores en este grupo demográfico indicó interés en usar uniforme. El 54% de los hombres, a diferencia del 30% de las mujeres dijo preferir ropa formal para ir a trabajar.

¿Entonces, qué me pongo?

Compartimos algunos consejos para cuando no estás seguro de cómo vestir para ir a trabajar.

  • Inspírate en tu supervisor. ¿Qué mejor modelo laboral que el de tu jefe? Si tu supervisor se viste de manera casual, no necesitas comprarte un traje, o un vestido formal para ir a trabajar.
  • Limpito y sin arrugas. Al margen del estilo de vestimenta que se use en tu empresa, asegúrate de que la ropa no tenga manchas, que huela bien y que esté planchada. No descuides los detalles.
  • Si se trata de una entrevista laboral, es importante dar una buena primera impresión. Lleva un saco, o blazer, sobre un vestido o falda de aspecto profesional, o corbata y saco sobre pantalones pinzados o de vestir.