Senadores demócratas urgen al gobierno de Trump que deje intacto el TPS  

El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, no ha querido adelantar cuál será el futuro del TPS, pero grupos pro-inmigrantes aseguran que beneficia tanto a EEUU como a los países amparados al programa.

Las mentiras de Trump.
Las mentiras de Trump.
Foto: Getty Images

WASHINGTON.- Un grupo de 26 senadores demócratas urgió este miércoles a la Administración Trump a que deje intacto el “Estatus de Protección Temporal” (TPS) que protege de la deportación a poco más de 320,000 inmigrantes de diez países, cuyos plazos vencen a finales de este año y en 2018.

En una carta enviada hoy a los secretarios de Estado y de Seguridad Nacional, Rex Tillerson, y John Kelly, respectivamente, los senadores pidieron que la Administración tome en cuenta las condiciones sobre el terreno en El Salvador, Haití, Honduras, Nepal, Nicaragua, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Siria, y el Yemen, y cómo la anulación del TPS afectaría la recuperación en esos países o la propia estabilidad económica de los beneficiarios.

El TPS es un alivio migratorio que EEUU concede desde 1990 a inmigrantes indocumentados que no pueden regresar a sus países debido a desastres naturales, conflictos civiles u otras circunstancias extraordinarias.

No otorga la residencia permanente pero una vez que se someten a una extensa revisión de antecedentes, los beneficiarios están protegidos de la deportación y reciben un permiso de trabajo –y permiso de viajes al exterior bajo ciertos casos- siempre que renueven sus solicitudes.

En la misiva, los senadores delinearon las enormes contribuciones que los beneficiarios de TPS hacen tanto a la economía de EEUU, por concepto del pago de impuestos, como a las economías de sus países mediante las remesas.

Eliminación de TPS afectaría desembolso de beneficios del Seguro Social

En 2015, por ejemplo, El Salvador recibió remesas por casi $4,000 millones de los salvadoreños en EEUU, Honduras, un total superior a los $3,250 millones, y Haití, casi $1,350 millones.

En un encuentro con el Caucus Hispano del Congreso la semana pasada, Kelly no dio asomo de la decisión que tomará respecto al TPS para El Salvador, Honduras y Nicaragua.

Recientemente, extendió por seis meses el TPS para Haití, argumentando que las condiciones han mejorado en el país caribeño tras el terremoto de 2010, aunque evaluará el caso de nuevo al cumplirse ese plazo.

Lanzan campaña nacional para proteger el TPS para centroamericanos

En la misiva, los senadores insistieron en que la extensión del TPS conviene a los intereses de seguridad nacional y “le demuestra a nuestros aliados en el exterior que EEUU es un líder en los esfuerzos humanitarios”.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), David Lapan, dijo a la prensa que el TPS, en principio, es un programa con carácter temporal, y la intención nunca fue hacerlo permanente.

Pero los senadores señalaron hoy que, en el contexto de los esfuerzos de recuperación tras desastres naturales o conflictos armados en países con escasos recursos y débil infraestructura, lo “temporal” puede, en efecto, durar “muchos años”.

La carta está firmada, entre otros, por los senadores de estados con altas concentraciones de beneficiarios del TPS, incluyendo Bob Menéndez, de Nueva Jersey; Charles Schumer, de Nueva York; Catherine Cortez-Masto, de Nevada, y Richard Durbin, de Illinois.