Video: Nada de cárcel para bombero de Los Ángeles que estranguló a hombre

Samuel Chang grabó el enfrentamiento utilizando su teléfono, donde se oye una voz repitiendo "¡Suéltalo!"

Video: Nada de cárcel para bombero de Los Ángeles que estranguló a hombre
Eric Carpenter sigue trabajando en el Departamento de Bomberos de Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La noche de Halloween de 2015, cuatro hombres sometieron a Samuel Chang en una calle de Chatsworth.

Uno de ellos lo estranguló por seis minutos. Cuando el cuerpo de Chang quedó sin fuerzas, los mismos hombres que lo sometieron le proporcionaron reanimación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés) y llamaron a los paramédicos.

Chang estuvo hospitalizado por varias semanas. Sostuvo una hemorragia, insuficiencia renal y trauma severo de la cabeza. Hoy día, el estudiante de posgrado en la Universidad de California en Santa Barbara aún batalla con dolores de cabeza.

Detectives del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, pos sus siglas en inglés) determinaron que Chang fue víctima de un asalto a manos de Eric Carpenter, un bombero que estaba fuera de servicio.

Cuando se presentaron cargos penales contra Carpenter, se recomendó que fuera encarcelado por lo menos por un año, ya que Chang pudo haber muerto. Pero la fiscalía recientemente negoció un trato con Carpenter que le permitió seguir siendo parte del Departamento de Bomberos de Los Ángeles sin pasar un solo día en la cárcel.

La decisión ha enfurecido al abogado de Chang, quien alega que Carpenter recibió un trato preferente. El abogado de Carpenter, Michael Goldstein, niega las acusaciones.

Goldstein, señaló Los Angeles Times, fungió como director de finanzas para la campaña de la fiscal Jackie Lacey en 2012. Incluso, de acuerdo a los registros obtenidos por el diario, Goldstein ha donado miles de dólares a las campañas electorales de Lacey a través de los años.

Goldstein y la fiscalía niegan que esos vínculos hayan afectado el caso entre Chang y Carpenter.

En un comunicado, la oficina de Goldstein dijo que Chang se acercó a la propiedad varias veces la noche de 2015 con el cierre de su pantalón a medias y se rehusó a irse. Después de lanzarse hacia los niños de la vecindad por tercera vez, los acusados lo sometieron mientras esperaban que llegara la policía.

Chang, por su parte, explico que él y su madre fueron a repartir dulces en Chatsworth, donde vive su abuela, porque los niños no salían a pedir dulces en la comunidad cerrada donde vive su familia. Su abogado, David Ring, negó que Chang haya acosado a los menores, y señaló que no hay pruebas de que Chang llevaba el cierre a medias.

Chang grabó el enfrentamiento esa noche utilizando su teléfono celular. En el video se puede apreciar que uno de los hombres le pregunta si los dulces que reparte contienen droga. Después, cuando los hombres tienen sometido a Chang, se oye la voz de un hombre repitiendo “¡Eric, suéltalo! ¡No es una buena idea!”.

El LAPD realizó pruebas de los dulces que repartía Chang la noche de 2015 y determinó que no contenían drogas.

Carpenter fue sentenciado a tres años de libertad condicional y 135 días de servicio comunitario. Dos de los otros hombres también fueron sentenciados a tres años de libertad condicional y 90 días de servicio comunitario. No se presentaron cargos contra el cuarto hombre que estuvo presente esa noche.