$85,000 por obligar a una mujer musulmana a quitarse el hijab durante su arresto en Long Beach

Kirsty Powell se vió privada de su derecho a llevar hijab durante 24 horas

Kirsty Powell.
Kirsty Powell.
Foto: Cortesía CAIR-LA

La ciudad de Long Beach ha acordado indemnizar con $85,000 a Kirsty Powell, quien interpuso una demanda contra la ciudad en abril de 2016 después de que un año antes un policía le obligase a quitarse el hijab o velo que cubre su cabeza por motivos religiosos.

Hace dos años, en mayo de 2015, Powell conducía con su marido cuando fueron parados en un control policial. Los agentes determinaron que Powel tenía tres órdenes pendientes por delitos menores de robo y resistencia a la autoridad, y se la llevaron detenida.

De acuerdo con la abogada de Powell, Marwa Rifahie, su cliente no sabía que existía una orden judicial contra ella por un delito de robo en 2002. Las otras órdenes habían sido emitidas después de que su hermana usara su nombre falsamente, según la demanda federal.

Mientras los oficiales se preparaban para arrestar a Powell, su marido pidió que llamaran a una oficial a la escena, ya que el contacto físico debía ser realizado por una mujer de acuerdo con la ley, sostiene la demanda.

Los oficiales se negaron y esposaron a Powell. Ya en la estación de policía de Long Beach, donde permaneció 24 horas, su hijab fue retirado por un agente de policía delante de “otros oficiales y presos”, según la demanda.

Powell demandó a la ciudad alegando que los derechos civiles recogidos en la Primera Enmienda habían sido violados, así como la ley federal que protege los derechos religiosos de los reclusos.

En noviembre de 2016, del departamento de policía de Long Beach modificó su política de actuación permitiendo que una persona arrestada use velo siempre que no suponga un riesgo por motivos de seguridad.