Miguel Bosé denuncia intento de extorsión por unas fotos de sus hijos

El cantante aseguró que le exigían el pago de más de $60,000 dólares a cambio de no vender las capturas de los menores a la prensa
Miguel Bosé denuncia intento de extorsión por unas fotos de sus hijos
Las investigaciones indican que Bosé fue víctima de un hackeo.
Foto: Andrés Hernández / Agencia Reforma

Miguel Bosé denunció ante la Policía Nacional de España que una empresa sudamericana intentó extorsionarlo con unas fotos de sus hijos, informó El País.

El cantante acudió la semana pasada a una comisaría para declarar que el 7 de agosto recibió varios mensajes en los que le exigían el pago de más de $60,000 dólares a cambio de no vender las capturas de los menores a la prensa.

Estimado Miguel Bosé, le escribimos con relación a unas fotos que nos hicieron llegar a nuestra redacción que intentan vendernos y a ver si nos daría la misma entonces considerar comprar las fotos“, decía el primer correo electrónico que le enviaron por la madrugada.

“Señor Bosé, tenemos entendido que una reportera entró en comunicación con usted en relación a unas fotos que estamos queriendo vender a esta publicación, si tiene una mejor oferta

Tenemos una oferta inicial de $60,000 dólares por todas las fotos. Eso nos ofrece tenemos más fotos estas de Disney, otras en un jardín usted diga qué quiere hacer“, le comunicaron a las 8:35 horas en otro correo.

El intérprete de “Te Amaré” hizo caso omiso a los mensajes y denunció ante las autoridades.

Las primeras investigaciones, realizadas por la Brigada de Policía Judicial y la de Delitos Telemáticos del municipio en el que reside el cantante, revelan que el español, de 61 años, fue víctima de un hackeo.

En abril pasado Bosé aceptó ser la imagen comercial de Disneyland, y por ello acudió con sus cuatro hijos, Diego, Tadeo, Ivo y Telmo, al parque de diversiones de Los Ángeles, con la condición de que las caras de sus hijos no aparecieran.

Disfrutando con mis hijos de #Disneyland el #LugarMásFelizdelMundo ¡Os lo recomiendo! ¡Una pasada!!“, escribió Bosé junto a una foto en Instagram en la que aparecen sus hijos de espaldas.

Según El País, luego de la sesión de fotos para la campaña, la organizadora del viaje tomó otras imágenes para el cantante, las cuáles pidió se les entregaran únicamente a él en un archivo digital y fueron capturadas con la condición de que la empresa no conservara copias.