Por diez meses envenenó a compañeros de trabajo sin ser descubierta, hasta que cometió un error

La mujer fue condenada a tres años de cárcel en Virginia
Por diez meses envenenó a compañeros de trabajo sin ser descubierta, hasta que cometió un error
Mayda Edith Rivera-Juárez fue descubierta gracias a una cámara escondida en la cafetería de la oficina
Foto: Oficina del Fiscal del Commonwealth del condado de Loudoun

Su objetivo era vengarse de su jefe. Diez meses más tarde Mayda Edith Rivera-Juárez fue descubierta ejecutando un malvado plan que terminó por atentar contra todos sus compañeros de trabajo.

La mujer de 33 años envenenaba a todos colocando limpiador de ventanas y detergente para ropa en la máquina de café de la oficina.

Mayda Edith Rivera-Juárez trabajaba en la recepción de una empresa de envío internacional de mercancías. Sin embargo algo muy extraño empezó a ocurrir cuando uno a uno todos los empleado de JAS Forwarding Worldwide en Sterling,Virginia comenzaron a caer enfermos.

Dolores de estómago, vómitos, náuseas y otras dolencias físicas fueron los síntomas que se tomaron el lugar sin saber la extraña razón de por qué estaba sucediendo.

Sin embargo diez meses despues, uno de los trabajadores le dijo a su supervisor sobre sus sospechas de que algo estaba mal con el café. Ya que el y muchos otros en la oficina se enfermaban justo después de tomarlo.

De inmediato el supervisor pensó de que alguien estaba manipulando la máquina de café de la oficina. Cuando revisó una cámara escondida en la cafetería de la oficina, se dieron cuenta de todo.

Rivera Juarez se veía en repetidas ocasiones virtiendo Windex en el depósito de agua de la cafetera comunal de la oficina.

La compañía de inmediato la despidió e informó a la policía que a las pocas horas la puso bajo arresto.

La mujer dijo a los detectives de la Oficina del Sheriff del Condado de Loudoun, en Virginia que ella había puesto intencionalmente Windex en la máquina de café con la intención de enfermar a su jefe. Tambien aceptó haber colocado directamente Ajax en el café de su supervisor en repetidas ocasiones.

Varios empleados se enfermaron gravemente con serios problemas digestivos, dijo la portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de Loudoun, Alex Kowalski.

Rivera-Juárez se declaró culpable de su crimen el 27 de febrero 2017 y este 18 de agosto fue sentenciada a tres años y medio de cárcel en el Departamento de Correcciones de Virginia.