3 detenidos en Laguna Beach tras violencia entre nacionalistas blancos y contra manifestantes

Ataques verbales y empujones fueron comunes entre los manifestantes

Manifestante contra el racismo.
Manifestante contra el racismo.
Foto: Peter Foley / EFE

Tres personas fueron detenidas durante una concentración de extrema derecha pro-Trump y su correspondiente contra-manifestación celebradas la noche de este domingo en Laguna Beach, de acuerdo con la policía.

Ambos grupos se enfrentaron en diversas ocasiones al caer la noche, empujándose y golpeándose mútuamente, mientras la policía intentaba mantenerlos separados. También se reportaron agresiones verbales y ataques con gas pimienta, según ABC7.

Asistentes a la protesta antiimigrante, organizada por el grupo ‘America First’, argumentaron su derecho a la “libertad de expresión” como principal motivo para estar allí, mientras que muchos de los contra manifestantes alegaron la necesidad de mostrar explícitamente su desacuerdo.

“Yo respeto su libertad de expresión, creo que tienen derecho a decir lo que quieran decir”, dijo la manifestante Rosa Vásquez a ABC7, “pero ahora, en este momento específico, lo que están diciendo es violencia. Violencia contra mi pueblo, mi comunidad y contra quienes amo”.

Tras el trágico suceso en Charlottesville, Virginia, que causó la muerte de tres personas, la policía ya había avisado que mantendría una estrecha vigilancia sobre esta protesta.

OTRAS PROTESTAS

Diversas contra manifestaciones tuvieron lugar en numerosos puntos de California y otros estados del país. En el condado de Orange, cientos de personas se reunieron en Main Beach a las 5 p.m. a modo de repudio contra el rally de  ‘America First’ celebrado en Laguna Beach.

En Dallas, Texas, la tensión fue creciendo entre personas que se manifestaban contra la supremacía blanca y los partidarios de un monumento confederado ubicado en un cementerio, lo que provocó la intervención de la policía, según ABC7.

En Boston, 40,000 personas salieron a las calles marchando contra el odio y el racismo. La policía escoltó a un pequeño grupo de conservadores con el fin de evitar que nacionalistas blancos se unieran a esta protesta.