Se elaboran normas para garantizar que obreros sean debidamente compensados

El ayuntamiento de Los Ángeles también quiere que por lo menos 30% de los trabajadores sean residentes locales

Se elaboran normas para garantizar que obreros sean debidamente compensados
El obrero Rafael Maldonado trabajando bajo el sol.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Gracias a la Medida HHH, el condado de Los Ángeles contará con 1.2 mil millones de dólares para construir viviendas para personas desamparadas.

En anticipación de la construcción de unas 100,000 unidades durante los próximos 10 años, los legisladores del condado han elaborado normas de contratación, esfuerzo que ellos sostienen generará más oportunidades de empleo para residentes locales y asegurará de que los trabajadores sean debidamente compensados.

Estos acuerdos de contratación, conocidos como Project Labor Agreement (PLA) en inglés, se utilizan con frecuencia en proyectos de transporte y obras públicas. En el ámbito de la construcción de viviendas públicas, sin embargo, los PLAs son poco común, ya que los márgenes de beneficios son escasos y las constructoras suelen ser organizaciones sin fines de lucro.

El ayuntamiento aún sopesa los detalles del PLA para la construcción de viviendas para personas sin hogar, pero se espera que incluya los sigientes requisitos:

  • la constructora pagará el “salario prevaleciente” a trabajadores, lo cual equivale a $15- $50 por hora, según el nivel de experiencia
  • la constructora contribuirá a un fondo fiduciario auspiciado por sindicatos para proporcionar a los trabajadores con beneficios de jubilación y salud
  • por lo menos 30% de los trabajadores en cada proyecto serán residentes locales
  • al menos 10% de los trabajadores tendrán que ser  “transicionales”, definidos como personas que alguna vez carecieron de hogar o estuvieron encarceladas

El acuerdo también obligaría la contratación de algunos obreros sindicalizados para abastecer los equipos de trabajo, así como el reemplazo de algunos de los trabajadores no sindicalizados para cumplir con los umbrales del 30% y 10%.

En una junta con el ayuntamiento la semana pasada, varias constructoras sin fines de lucro dijeron que ya pagan los salarios prevalecientes, y que apoyan los umbrales de 30% y 10%. Sin embargo, varias sostuvieron que entrar en un acuerdo de sindicato perjudicaría a sus negocios. Según las constructoras, el mercado inmobiliario se ha disparado tanto que  los subcontratistas pueden pasar por alto proyectos de la ciudad que parecen demasiado exigentes. Esto, a lo largo, ocasionará que los costos aumenten y que se experimenten retrasos en la construcción.

Si la propuesta del PLA es aprobada, será sometida a otra ronda de debate, comentarios públicos y negociación, antes de una votación final del ayuntamiento al final del año.


NOTAS RELACIONADAS